La poetisa Montserrat Abelló estuvo trabajando hasta el último momento

La poetisa tarraconense Montserrat Abelló quien falleció ayer a los 96 años en Barcelona. EFE/Archivo
|

La poetisa Montserrat Abelló, fallecida ayer en Barcelona a los 96 años, estuvo trabajando hasta el final y, prueba de ello, es que sus familiares han encontrado unos versos en su escritorio de trabajo.

La directora de la Institució de les Lletres Catalanes, Laura Borràs, ha explicado hoy a Efe que se trata de una voz poética, que aunque se incorporó de forma tardía al mundo literario por las complicaciones de una vida difícil, "ha sido como una fuente que no ha dejado de manar hasta el último momento".

Se trataba, en su opinión, de una "trabajadora infatigable", que a lo largo de su trayectoria también supo "acoger nuevas voces poéticas", a la vez que fue puente entre culturas, puesto que tradujo al catalán a grandes autoras del ámbito anglosajón como Iris Murdoch, Sylvia Plath, Anne Sexton, Margareth Atwood, Adrienne Rich o Alice Walker.

Durante el último año, publicó tres libros, entre ellos, "Més enllà del parlar concís", publicado por la editorial valenciana Denes.

Asimismo, el pasado mes de julio recibió un homenaje en Riba-roja d'Ebre (Tarragona) en la segunda edición del Festival de "Poesia des dels Balcons", donde participó activamente.

Para Borràs, todo ello es la constatación de que fue una autora que sentía pasión por la poesía, sin olvidar su "compromiso absoluto hacia la lengua catalana".

El conseller de Cultura, Ferran Mascarell, la recuerda como alguien "muy querido", tanto por sus compañeros de profesión como por sus lectores "por su gran generosidad y su predisposición al magisterio".

Para muchos, ha sentenciado el político, Abelló "era la decana de las letras catalanas", según indica en un comunicado.

Nacida en Tarragona el día 1 de febrero de 1918, Abelló había recibido el Premio de Honor de las Letras Catalanas, que concede Òmnium Cultural, en 2008.

Pasó la infancia y la juventud entre diversas localidades como Tarragona, Cádiz, Londres y Cartagena, siguiendo los traslados de su padre por motivos laborales.

Estudió Filosofía y Letras en Barcelona y en 1939 se exilió a Francia, primero, y, más tarde, a Chile, donde vivió cerca de veinte años, hasta que volvió a Barcelona en 1960.

El funeral está previsto que se celebre el sábado en el Tanatorio de les Corts, a la espera de que lleguen a la ciudad familiares que residen en el extranjero.

La poetisa Montserrat Abelló estuvo trabajando hasta el último momento