La duna vuelve a la playa de Riazor como protección ante los temporales

el ideal gallego-2019-10-22-009-ef74bf33

Como sucede todos los años por estas fechas la playa de Riazor comienza a contar con la presencia de una duna que protegerá el arenal y sus inmediaciones ante los temporales del otoño y el invierno.

Las máquinas empezaron a realizar ayer los trabajos para levantar esta estructura con la que reducir los efectos que produce el mar en los días que la marea llega con mayor fuerza.

Las primeras tareas se realizaron desde el extremo del arenal más próximo a las Esclavas y las máquinas se fueron desplazando progresivamente hacia la zona central de la playa.

La previsión que maneja el Gobierno municipal es que los trabajos de consolidación de la duna protectora finalicen el próximo viernes, aunque la fecha de conclusión dependerá de la situación meteorológica.

El arenal contará con esta configuración hasta el próximo mes de mayo, cuando se allanará la duna

La construcción de esta duna en el arenal de Riazor supone que las máquinas muevan alrededor de 23.000 metros cúbicos de arena y que servirán para que la estructura tenga una longitud de 360 metros con los que proteger esta zona.

A diferencia de lo que ocurría otros años, actualmente el tiempo no está siendo demasiado favorable aunque por el momento no se produjeron grandes oleajes, que son el motivo por el que se instala esta duna aprovechando la propia arena que hay en la playa de Riazor. Sin embargo, en este caso no parece que haya ninguna protesta de algunos ciudadanos por no poder disfrutar del buen tiempo en el arenal.

El motivo por el que esta barrera artificial se levanta en esta zona es que la altura del Paseo Marítimo es mínima en relación el nivel del mar, lo que reduce la protección.

 

Sin avisos

El Ayuntamiento mantiene un contrato en el que se establece la fecha en la que se debe realizar esta actuación así como las características que debe tener la duna.

Por el momento no existe ningún aviso ante la llegada de temporales que acarreen fuertes oleajes, pero la actuación se lleva a cabo con carácter preventivo para estar preparados.

La instalación de esta duna protectora sin embargo no es infalible y en algunas ocasiones es necesario que las excavadoras regresen al arenal para reconstruir esta barrera debido a la fuerza con la que algunas veces llega el mar hasta este punto, lo que provoca que la duna pierda parte de su consistencia. La duna permanecerá en la playa de Riazor hasta finales del próximo mes de mayo, momento en el que regresarán las máquinas para allanar esta barrera y devolver al arenal su estado habitual.

La duna vuelve a la playa de Riazor como protección ante los temporales

Te puede interesar