“No quiero favoritismos; si lo hay, que sean ellos; nosotros, humildes”

El defensa central valenciano del Deportivo, durante la sesión de entrenamiento de ayer en el estadio de Riazor javier alborés
|



Raúl Albentosa negó que la victoria del pasado fin de semana ante el Barcelona convierta al Depor en favorito ante el Celta de Vigo. De hecho, el zaguero considera que la clave para conseguir imponerse en el derbi es afrontarlo con humildad y huir de la euforia generada tras el triunfo ante el cuadro catalán.
“No quiero favoritismos; si lo hay, que sean ellos; nosotros, humildes”, afirmó el defensa central en rueda de prensa.

Aunque se mostró cauteloso, reconoció que el cuadro herculino atraviesa un excelente momento de forma desde la llegada del técnico Pepe Mel.

“Ellos tienen sus armas; nosotros, las nuestras. Ahora estamos en el momento más dulce de toda la temporada, el mejor momento de la temporada y hay que aprovecharlo, ahora que están viniendo las buenas rachas, no hay que parar”, dijo.

El zaguero reconoció que el triunfo ante el cuadro azulgrana ha reforzado la moral: “La confianza fue muy grande al ganar a ese equipo. Se dio que todos los compañeros apechugaron y son tres puntos que valen como en otros partidos, pero que para la confianza son muy buenos”.

Albentosa explicó que Pepe Mel fue el primero que trató de aplacar la euforia desatada por la victoria contra el Barcelona.

“Después del Barça nos dijo que teníamos que bajar porque no hemos hecho nada en realidad. Queda mucho todavía para estar tranquilos, para llegar a 40 puntos o así”, relató, a la vez que reconoció que un triunfo en el derbi supondría afrontar con mayor optimismo el tramo final de competición: “Sería un golpe fuerte, serían tres puntos para la moral del equipo muy, muy buenos y para la moral de la afición mucho mejor aún”.

El central asume el duelo con el conjunto celeste como una oportunidad para ‘vengarse’ de la derrota en Balaídos.

“Nos metieron cuatro goles y afrontamos este partido como un reto más para darle la vuelta a lo que pasó allí”, apuntó.

Al central le preguntaron si consideraba que era mejor de cara al derbi que el Celta se clasificara o no para los cuartos de final de la Liga Europa, a lo que Albentosa respondió que le daba igual el resultado, pero que deseaba que los celestes se desgastaran ante el Krasnodar.

“Lo mejor sería que tuvieran mayor cansancio, pero son una plantilla larga e imagino que están preparados para tres competiciones, porque con eso están desde el inicio de Liga. Nosotros también somos una plantilla larga, el otro día hubo cambios y competimos bien”, dijo, y recordó que los vigueses “pueden estar más cansados, pero nosotros también venimos de cuatro seguidos”.

Por último, negó que la marcha de Garitano, técnico que pidió su fichaje, condicione su papel en el equipo, y elogió a Mel.

“No voy a hablar de lo que me afecta a mí, porque era igual antes que ahora, no había preferencias, también estuve en el banquillo con el anterior. Este ha dado respiro, todo el mundo se pone las pilas porque empiezas de cero. Él nos dijo que no nos sintiéramos inferiores a nadie, que él había venido porque creía que éramos buenos, que si no, no habría venido. Esas palabras llegaron a todos los compañeros.
Todo el mundo ha trabajado para estar y ser alineado y la pizca de suerte que nos faltó en otros partidos la hemos tenido ahora. El trabajo en estos partidos ha sido muy bueno”, finalizó.

“No quiero favoritismos; si lo hay, que sean ellos; nosotros, humildes”