Carlos López superó a todos

El suramericano, en acción ayer en el Centro Hípico situado en Larín os
|

 

Concluyó el CSI***** de Casas Novas. Y lo hizo a lo grande, estrenando presencia en la Copa del Mundo.
La dificultad del circuito ideado por Santiago Varela, jefe de pista, con 14 obstáculos y 17 esfuerzos fue máxima con únicamente seis jinetes y una amazona clasificados para el desempate final de los 40 que concurrieron en la Longines FEI World Cup Jumping Trofeo CaixaBank.
Jinetes y amazonas de la talla de Denis Lynch, Leopold van Asten, Julien Epaillard, Aldrick Cheronnet, Alberto Zorzi, o Billy Twomey, ganador del Gran Premio Longines del sábado, no consiguieron plaza para la fase final, penalizados por el tiempo o los derribos.
Los jinetes que sí consiguieron acceder al desempate definitivo fueron los españoles Gerardo Menéndez Mieres y Sergio Álvarez Moya; el colombiano Carlos López; el sueco Henrik Von Eckermann; el holandés Maikel van Der Vleuten; el alemán Ludger Beerbaum y la amazona suiza Jane Richard Philips.
El desempate comenzaba con el colombiano Carlos López y Admara 2, que realizaron un rapidísimo recorrido con 37.84 segundos, siendo, a la postre, el único binomio que bajó de los 38 segundos.
Los demás jinetes sabían que tenían que arriesgar y hacer una prueba casi perfecta para superar al colombiano, lo que se tradujo en sendos derribos de Menéndez Mieres, Álvarez Moya y Maikel van Der Vleuten.
Por su parte, la suiza Jane Richard Philips luchó hasta el último momento para acercarse a López y parando el crono finalmente en 38.21 segundos con Pablo de Virton.
La amazona quiso agradecer al término de la prueba la actuación de su equino que “saltó de manera impresionante”.
El tercer lugar fue para el alemán Ludger Beerbaum montando a Casello, que se quedó en 38.58 segundos. El jinete se congratulaba más tarde sobre la idoneidad de celebrar dos etapas de la Copa del Mundo con tanta cercanía para la comodidad de su cuadra y equipo.
Completó el desempate el sueco Henrik Von Eckermann, que también realizó un recorrido limpio, pero con un tiempo de 39.41 segundos.
El ganador, Carlos López, se descubrió emocionado y se fundió en un abrazo con su hermano René López al confirmarse su victoria. Ambos saben lo que es ganar en este concurso. El colombiano declaró al finalizar la prueba que llevaba “trabajando duro desde hace diez meses” con Admara 2 y que, pese a su gran velocidad, había tratado “de controlar y no ir a lo loco” en el desempate. López explicó que había sido “un día afortunado” y que España “es un país que se me da bien”, en referencia a sus últimos resultados.
Justo antes se celebró la última prueba del Dos Estrellas, el Gran Premio Tyco. Fue una gran competición, con un desempate entre 7 jinetes, cinco de ellos españoles. El casillero de los anfitriones continuó acumulando triunfos en el CSI**, con la aplaudida victoria del jinete Luis Fernández Gil Fournier.
Por su parte, Kevin González de Zárate Fernández acabó segundo y Teresa Blázquez-Abascal tercera, completando el pleno de los representantes españoles.
La primera prueba del CSI***** de ayer en Casas Novas, el Trofeo Prosegur, destacó por lo ajustado y reñido de su clasificación.
El holandés Maikel van der Vleuten fue primero, al bajar de los 24 segundos con Salomon. El jinete ya demostró el viernes en el Trofeo Massimo Dutti, donde fue segundo, que viene a por todas en Casas Novas. El holandés ya sabe lo que es ganar en A Coruña, con sendas victorias en las dos ediciones anteriores. El segundo clasificado fue el sueco Henrik von Eckermann y tercero el holandés Leopold van Asten.
Y en la primera prueba del día, de categoría Dos Estrellas, Manuel Añón alzó con la victoria en el Trofeo Eroski Center.
El coruñés logró para el crono en 24.12 segundos con Tobías. Su participación en el concurso está siendo fructífera, consiguiendo el sábado un quinto puesto en el Trofeo Porsche.
Luis Fernández Gil Fournier , con Deva, fue segundo (25.24). Cerrando el podio, la amazona suiza Sandrine Berger y Calgary XI, que marcaron un tiempo de 25.24 segundos.

Carlos López superó a todos