Varios heridos e importantes retenciones en una tarde complicada en las carreteras

|

El Ideal Gallego-2011-07-19-009-3eba20b5

r.l. > a coruña
  La jornada de ayer fue especialmente accidentada en las vías coruñesas. Varios vehículos se vieron implicados en numerosos accidentes de diversa consideración.
El primero de ellos tenía lugar a las 16.15 horas, en la calle de Severo Ochoa, junto al centro comercial Dolce Vita, donde tres vehículos colisionaron por causas que se investigan. A consecuencia del impacto, uno de los conductores implicados perdió el control de  y se empotró contra otros dos tiurismos que estaban estacionados en la zona. Pese a lo aparatoso del accidente, no hubo heridos aunque sí importantes daños.
El segundo de ellos fue todavía más complicado. Pasaban diez minutos de las seis de la tarde, cuando se producía un choque en cadena en la avenida de Alfonso Molina, a la altura de Matogrande. Cinco vehículos que circulaban en dirección salida, colisionaban de manera consecutiva, probablemente, por un despiste de uno de los conductores.
Una persona que viajaba en uno de los vehículos implicados tuvo que ser trasladada al Chuac por una dotación del 061. El herido se quejaba de fuertes dolores en las cervicales, pero su estado no revestía gravedad.

Carril cortado>
Hasta el lugar se desplazó una dotación de bomberos para despejar la calzada.
Como consecuencia del accidente, y para facilitar los trabajos de limpieza, fue necesario cortar el carril derecho, lo que produjo importantes retenciones tanto en Alfonso Molina como en la avenida de San Cristóbal. El trafico quedó restablecido sobre las 21.00 horas, pero apenas cuarenta minutos después, la principal vía de salida de la ciudad volvía a registrar otro accidente con heridos y largas retenciones.

Por la noche >
Fue precisamente con la llegada de la noche cuando los problemas se multiplicaron. Al cierre de la presente edición el equipo de atestados de la Policía Local trabajaba en otros accidentes. El primero de ellos tuvo lugar en la plaza de Orense, y el segundo, en la ronda de Nelle. En ambos casos, como en todos los anteriores, los agentes apuntaban a la lluvia caída durante toda la tarde como uno de los factores que facilitan los accidentes.
De hecho, en alguno de los casos se apreciaba que los neumáticos de alguno de los implicados no estaban en el mejor estado. Desde la sala del 092 se insiste en la necesidad de extremar la precaución en los desplazamientos cortos y de mantener en perfecto estado los puntos vitales de los coches.

Varios heridos e importantes retenciones en una tarde complicada en las carreteras