El Silva gana en su casa Real

Copia de Deporte Campeón-2017-02-06-009-0fcc78a4
|

El solitario y electrizante gol de Real nada más comenzar la segunda parte le bastó al Silva, que creció durante el transcurso del encuentro, para derrotar a un Céltiga que se quedó sin ideas.
En los partidos de  Grela 1, los primeros minutos de partido juegan en contra de los equipos visitantes en ese intervalo de tiempo entendido como fase de adaptación a las circunstancias del terreno de juego: césped artificial, dimensiones reducidas y ayer, además, fuerte viento. El Céltiga, armado en un 1-4-1-4-1 sólido a nivel defensivo y con velocidad por fuera (Chiqui y Hugo) y presencia física dentro (Joni y Estefan) en ataque, entró bien, jugó en campo contrario sin muchas florituras y, lo más importante, no sufrió en defensa. Un cabezazo de Estefan al larguero tras un saque de esquina y un posterior remate de Machu a bocajarro fueron las ocasiones más claras del equipo de Edu Charlín en el primer acto.
Era cuestión de tiempo que el Silva le tomase el pulso al juego y, superado el ecuador de la primera mitad, los del traje blanco, aunque sin grandes ocasiones –lo más destacado fue una chilena de Movilla por encima del larguero–equilibró el partido. 
El Silva fue un relámpago tras el pitido inicial de la segunda parte. Álvarez Calderón sopló y Miguel Real voló. El mediapunta que ante el Céltiga jugó en la banda derecha se soltó para dentro colándose entre mediocampistas y defensas rivales hasta alcanzar el borde del área y, tras soportar una carga, sacó un disparo cruzado con la derecha que Marcos Bermúdez no consiguió desviar. El equipo de Bardanca, que siguió el partido desde la grada, mantuvo la solidez de los últimos minutos del primer acto tras su gol, algo que agradeció un Guillermo con poco trabajo.
Con los cambios (Marcos, Joao y Real fuera; Brais, Andrade y Hugo Díaz al campo), Bardanca deshizo el 1-4-4-2 inicial para acabar formando con tres futbolistas de trabajo en el medio –Michi por delante de la defensa y Moure y el debutante Hugo Díaz (un central) a sus costados– y Brais, Andrade y Movilla más avanzados. Más consistencia a nivel defensivo y refresco por las bandas tanto para ayudar como para contraatacar. 
Edu Charlín también quiso encontrar una marcha más por fuera. Retiró a los dos extremos (Hugo salió lesionado) y a Joni con la intención de hacer más daño al Silva, pero el repliegue local nubló las ideas de un Céltiga que apenas generó peligro.
El Silva, que jugó con diez por la lesión de Andrade primero y por la expulsión de Lorusso, ya en el 94 después, solventó con creces el tramo final del encuentro para guardar tres puntos vitales ante un Céltiga que se mete en problemas.

El Silva gana en su casa Real