Freixanes cree que Meirás debe recoger “la memoria” de Pardo Bazán sin “mirar hacia otro lado”

Freixanes presenta el expediente para declarar BIC la biblioteca de Pardo Bazán | aec
|

El presidente de la Real Academia Galega (RAG), Víctor F. Freixanes, considera que el pazo de Meirás, recién recuperado para lo público, debe recoger por un lado “la memoria de Emilia Pardo Bazán”, pero sin “mirar hacia otro lado” con la dictadura franquista.

En una entrevista concedida ayer a Radio Nacional (RNE), Freixanes insistió en que esta es una “opinión personal” suya, ya que la Academia “no se pronunció” todavía al respecto como institución.

“Creo que las Torres de Meirás debe ser, por un lado, la memoria de Emilia Pardo Bazán, porque fue su familia quien las construyó y, al mismo tiempo, no podemos mirar hacia otro lado, porque ahí hay un capítulo de la historia de la Galicia contemporánea que fue la dictadura”, explicó.

Por ello, el presidente de la RAG habla a título personal y asegura que en el pazo, una vez recuperado de las manos de los Franco, “puede haber sitio para todo”.

El año 2020 fue también el que el Día das Letras Galegas estuvo dedicado a la figura de Ricardo Carvalho Calero. Así, a pesar de las múltiples voces que veían en las circunstancias de el Covid-19 un motivo para extender sus homenajes al 2021, la RAG acordó finalmente que habría una nueva protagonista: la poeta sarriana Xela Arias.

En la entrevista con Radio Nacional, el presidente de la RAG reconoció que se llegó “a valorar la posibilidad” de prolongar el año Carvalho Calero, porque la institución “no está ciega y también escucha”. “Pero escucha al conjunto de la sociedad, no a un sector de la sociedad”, matizó a continuación.

Además, justificó Freixanes, la Academia “decidió que estaba bien mirar hacia adelante” y no dejarse “derrotar por la propia situación”. No en vano, recordó que “ninguna figura de las Letras Galegas recibió tanta atención como este año Ricardo Carvalho Calero” a través de publicaciones, estudios e iniciativas en internet, que “permitieron una difusión” de su discurso como “no ocurrió en ninguna otra edición”.
“No sé qué más podíamos decir de Carvalho Calero desde la Academia”, continuó, para seguidamente recalcar que los homenajes continuarán con diferentes iniciativas sociales porque el Día das Letras Galegas “no entierra a una persona, sino que pone encima de la mesa el canon de figuras que construyen entre todas capas sucvesivas” y “la identidad de un país y de su cultura”.

Trabajo e imaginación
Al inicio del 2021, en el que Xela Arias será la protagonista del 17 de mayo –la quinta mujer en serlo–, Freixanes reconoció que será también “un año difícil y atípico” como el 2020, por lo que habrá que “echarle trabajo, imaginación, entusiasmo e incluso comprensión”.
Asimismo, el presidente de la RAG ha valorado que dejar atrás el año Carvalho Calero para iniciar el de Xela Arias supone “tender un puente entre los padres de las hijas”. Y es que, si Carvalho Calero es “el padre” que dio “en la universidad los primeros pasos de la lengua” a finales de los 60, Xela Arias, enmarcada en la generación de poetas de los 80, representa “la nueva visión de las cosas, con el rock detrás, con las chupas de cuero, con los nuevos lenguajes”.

 Durante la entrevista, el presidente de la RAG también abordó el debate sobre el modelo lusista del idioma, del que precisamente Carvalho Calero era máximo ideólogo. “El tema del debate ortográfico está ahí, encima de la mesa. Sigue vivo y debe seguir vivo, porque lo que hoy es, mañana puede sufrir transformaciones”, ha reflexionado Freixanes.

Sin embargo, enmarcó la posición reintegracionista en decir que “la lengua gallega es un dialecto del portugués” y asumir que está bien “para hablar en casa y entre nosotros”. “Muchos creemos que esa posición está bien como usuarios, pero realmente no defiende ni describe una realidad de un idioma”, dijo.

Freixanes cree que Meirás debe recoger “la memoria” de Pardo Bazán sin “mirar hacia otro lado”