La Marea alerta de que el “pacto a la coruñesa” peligra ante la falta de diálogo

10 octubre 2019 A Coruña.- El Gobierno municipal y la Marea Atlántica mantuvieron ayer la primera reunión formal para intentar que la ciudad cuente con un nuevo presupuesto en enero y para ello se sentaron las bases de una negociaci&

Diálogo es la palabra más repetida tanto por la alcaldesa, Inés Rey, como por el resto de miembros de su partido desde la investidura del pasado 15 de junio. Un mantra que los socialistas pretenden seguir con todos los partidos de la corporación, teniendo especial interés en los “progresistas”, con los que firmó sendos acuerdos programáticos de gobierno.

chizo ayer referencia, precisamente, a los acuerdos alcanzados por ambas formaciones el pasado mes de julio, en una acción que denominaron “pacto a la coruñesa” y que ahora parece peligrar. “Estamos disconformes con todo o que rodea á negociación dos orzamentos, con todo o que rodea á Alcaldía, con como se están presentando as iniciativas do Goberno municipal... e temos que dicir que ese pacto á coruñesa, que para nós era realmente, e esperemos que o siga sendo, unha guía de como diferentes formacións poden convivir en beneficio da cidade, non está pasando as súas mellores horas”, señaló ayer la portavoz del partido, María García, al tiempo que aseguró que seguirán con las negociaciones.

La Marea hacía referencia así al hecho de que el PSOE presentase el pasado martes una modificación de ordenanzas fiscales basadas en propuestas realizadas por su formación el pasado día 15, por lo que aseguran que el Gobierno local está llevando a cabo “unha estratexia de invisibilización e de falta de recoñecemento da Marea Atlántica, tanto do traballo pasado –insistieron en que la “cota cero” para las rentas más bajas en las tasas de saneamiento, agua potable, basura y depuración ya se aprobó durante su mandato– como do presente que hoxe se pon enriba da mesa”, indicando que esta práctica les sirve a los socialistas para “invisibilizar a súa propia innación ou falta de audacia política na labor de goberno”, manifestó García.

Las críticas realizadas por el partido que gobernó en María Pita en el anterior cuatrienio se personificaron, sobre todo, en la alcaldesa, criticando su falta de interlocución con la oposición.

“Inés Rey leva case 140 días gobernando e aínda non se reuniu con ningún dos grupos, cando Xulio Ferreiro o fixo na primeira semana de mandato, aos nove días da investidura. Nós aínda non sabemos o que pensa de nós e nos preguntamos se hai diferentes liñas de actuación no partido”, señaló María García, haciendo referencia a la buena sintonía que mantienen con el portavoz del PSOE, José Manuel Lage Tuñas.

Desde la Marea aseguran que actualmente no existe “convivencia” entre ambas formaciones, algo que se ejemplifica con puntos de desencuentro como la negativa de permitir a su grupo la consulta del expediente de las becas comedor –“é un goberno sectario que restrinxe dereitos á oposición malia esa marca que quixeron establecer de diálogo”, destacaron–, la licitación del nuevo contrato de Nostián o el cierre del centro Abeiro. “Gobernar non é sacar fotos, non é só chegar a acordos senón facer un recoñecemento mutuo e vemos que hai certa resistencia por parte da Alcaldía para recoñecer o espazo da Marea Atlántica”, destacó el edil Iago Martínez, que también puntualizó que se trata de una situación reversible pero que “nos preocupa e non axuda a crear o necesario clima de confianza”.

Defensa

Inés Rey se mostró ayer sorprendida con las declaraciones de la Marea y aseguró no tener constancia de esos posibles desencuentros a los que hace referencia el partido. “Yo estoy disponible siempre para cualquier miembro de la corporación que quiera sentarse a hablar conmigo, cualquier concejal que me llame y quiera tener una conversación conmigo sabe que mi teléfono está ahí y mis puertas están abiertas, por lo que creo que la comunicación es fluida”, aseguró la alcaldesa, reiterando el objetivo común de todos los grupos de que la ciudad avance, aunque a lo largo del mandato puedan surgir discrepancias.

Rey espera que estas críticas de la Marea no afecten a la negociación de los presupuestos del próximo año y califica de “diálogo fluido” el que mantienen con todos los grupos. “Creo que a este gobierno no se le puede echar en cara en ningún momento falta de diálogo o que actúe de una manera unilateral, no es justo, y si yo no estoy más en el día a día de esas reuniones evidentemente es porque yo ocupo una posición diferente que es la de alcaldesa y nos hemos repartido esas tareas”, explicó la regidora.

Al respecto de las posibles diferencias de sensibilidades entre los socialistas, la alcaldesa se mostró tajante: “El PSOE solo tiene una sensibilidad y se llama A Coruña. Estamos trabajando 24 horas siete días a la semana, así que creo que no se nos puede pedir más esfuerzo de trabajo y doy la cara por todos los concejales y por el personal que está trabajando desde el gobierno”, reiteró.

La Marea alerta de que el “pacto a la coruñesa” peligra ante la falta de diálogo

Te puede interesar