Riazor, a por una serie que no ve desde el curso 2013-14

10 noviembre 2018 Entrenamiento del Deportivo en Riazor
|

El Deportivo se ha hecho fuerte en Riazor en Segunda División. Ha enlazado ya seis encuentros sin perder como local y busca una marca que no ha conseguido desde que llegó a nueve en la temporada 2013-14, la del último ascenso a Primera.

Desde entonces, ha protagonizado varias series como la actual delante de sus aficionados. La anterior se produjo entre las jornadas 6 y 16 de la campaña 2015-16 con Víctor Sánchez del Amo en el banquillo y el equipo en la máxima categoría del fútbol nacional. 

Esa ha sido una excepción en los últimos años en Primera División. Las anteriores, en Segunda División.

En la temporada 2013-14, los blanquiazules, con Fernando Vázquez en el banquillo, estuvieron sin perder entre las jornadas 24 y 34 en Riazor (seis partidos), con un balance de tres victorias y otros tantos empates.

Ese mismo curso había conseguido protagonizar una racha de nueve encuentros como local sin ser derrotado entre las jornadas 6 y 21. En esa serie, ganó cuatro encuentros y empató cinco. Aquella no fue una gran temporada en casa, ya que el equipo logró en casa ocho victorias, nueve empates y cuatro derrotas.

Más sólido se mostró en su anterior campaña en la categoría de plata, la del récord de puntuación con José Luis Oltra como entrenador. Ese curso, la afición del Deportivo estuvo diecinueve partidos consecutivos en casa sin ver perder a sus jugadores, entre la quinta, en la que se impuso al Sabadell, y la cuadragésimo primera, en la que derrotó al Huesca. Fueron 17 triunfos y dos empates: 53 puntos de 57 posibles.

En el campeonato actual, el Deportivo tuvo que esperar a la cuarta jornada para debutar delante de sus seguidores. Lo hizo con un triunfo por la mínima ante el Sporting de Gijón gracias a un tanto del central Pablo Marí en los últimos minutos de un encuentro que los de Natxo González dominaron de principio a fin por más que le costará sacarlo adelante.

También sucumbió en Riazor el Granada (2-1), que solo fue capaz de dar emoción a los últimos segundos del encuentro tras un golazo de falta.

El Málaga, en la octava jornada, tercer partido del Deportivo como local, ha sido el único que se fue con un botín de A Coruña (1-1).

Desde la visita de los malagueños ningún equipo (quitando el Athletic de Bilbao en el Trofeo Teresa Herrera) ha sido capaz si quiera de ver puerta en el feudo deportivista.

El Deportivo pasó el rodillo ante el Elche (4-0) con un hat-trick de Carlos Fernández, le endosó dos goles al Reus y volvió a golear al Oviedo (4-0) en la cita más reciente delante de la parroquia herculina en un estadio que ha reforzado la estructura de su cubierta para ser un fortín en Segunda. Los blanquiazules saben que el ascenso pasa por aquí.

Riazor, a por una serie que no ve desde el curso 2013-14