La tercera ola frena su avance con un descenso de positivos pero asfixia a los hospitales en España

Una calle de Palencia, durante el primer día del cierre de la hostelería | c. mateo
|

Los datos parecen indicar que la pandemia está frenando su avance en España y comienzan a descender de forma suave los nuevos positivos, sin embargo esta tercera ola que comenzó hace más de un mes asfixia a los hospitales y a sus UCI, que continúan dando la voz de alarma.

Como ya viene ocurriendo desde hace algunos días, la velocidad de contagio del virus se redujo. Así fue en Cataluña, donde el índice de transmisión es del 0,93 frente al 0,95 de los últimos días, y también lo hizo el riesgo de rebrote, aunque hay 127 pacientes hospitalizados más y siete nuevos ingresos en las UCI.

Así, los indicadores epidemiológicos apuntan que Cataluña superó el pico de contagios de la tercera ola pero la carga asistencial sigue aumentando, con lo que el departamento de Salud considera que las actuales restricciones deben mantenerse.

Además, los Mossos d’Esquadra intensificaron desde ayer los controles perimetrales en vías rápidas y estaciones de AVE para garantizar el cumplimiento de las restricciones de movilidad estipuladas para reducir los contagios de coronavirus.

En la Comunidad de Madrid, los contagios bajaron notablemente -algo habitual los fines de semana cuando se hacen menos pruebas- de 5.488 a 1.670 casos, pero se mantiene la presión hospitalaria con 4.295 ingresados en planta y 715 en UCI, frente a los 4.114 y 718 del día previo. También los fallecidos suben de 62 a 71.

Pero la región no va a endurecer las limitaciones y “a partir de ahora”, si se hace algo, será “levantar esas restricciones”, según dijo el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado.

Y lo hizo el día antes de que un total de 1,8 millones de madrileños, el 27% de la población de la región, vayan a quedar confinados en sus municipios y áreas.

Además, las UCI vascas registran ayer el máximo de ocupación de pacientes Covid desde la mitad del mes de abril, en plena primera ola, con 157 enfermos graves en las últimas horas.

Por otro lado, la Comunidad Valenciana notificó su cifra más baja de nuevos contagios no solo en esta semana, sino de los últimos trece días, con 3.933 positivos, lo que supone un 20,5% menos que el pasado domingo; sin embargo, volvieron a subir las hospitalizaciones tras cinco días de descenso, y los ingresos en cuidados intensivos, que registran el máximo de la pandemia.

Andalucía superó los 400.000 casos tras registrar en las últimas 24 horas 7.892 casos nuevos.

También Castilla y León experimenta un descenso los nuevos casos, con un total de 1.381, mientras los fallecidos suman 38.

La incidencia acumulada bajó en Cantabria, que ha añadido 122 nuevos casos, 65 menos que el día anterior, y notificó dos muertes y más pacientes en los hospitales, lo que sube su presión cuatro décimas con cinco personas más ingresadas, en tanto que la de UCI descendió cinco décimas, aunque hay dos pacientes más.

En La Rioja bajaron los casos activos de Covid, que tras varias jornadas se sitúan por debajo de los 3.000, y presenta estabilidad en la mayoría de sus índices, incluida la presión en su UCI, aunque hay que contabilizar otros tres fallecidos por coronavirus.

Murcia sumó en las últimas 24 horas un total de 30 fallecidos, la cifra más alta desde que comenzó la pandemia, que elevan a 1.071 el total de víctimas en la región.

Asimismo, Asturias, donde la UCI del Hospital Universitario San Agustín está completa y se procedió a derivar pacientes al Hospital Universitario Central de Asturias, endureció en los tres municipios de la comarca de Avilés las restricciones ante la negativa evolución de la pandemia. l

La tercera ola frena su avance con un descenso de positivos pero asfixia a los hospitales en España