El programa de Sánchez incluye un “no” expreso a un referéndum catalán

|

El PSOE incluyó entres las 370 medidas que ofrece a Podemos para negociar un programa progresista el “no” expreso a un referéndum de autodeterminación en Cataluña. No obstante, en esta ocasión no incluyen la negación a la aplicación del 155 de manera permanente, como sí hicieron en el programa electoral.


El referéndum de autodeterminación fue un asunto controvertido entre los socialistas y los morados, ya que el partido de Pablo Iglesias defendió en la campaña electoral que Cataluña pudiera realizar un referéndum de autodeterminación, aunque ellos apostaban por votar “no”. No obstante, Podemos no volvió a mencionar este asunto en la oferta que le hizo llegar al PSOE en agosto para negociar.

Los socialistas dedican a Cataluña un único punto –el 350– de los 370 de que consta el documento que presenta ayer Pedro Sánchez para lograr de Podemos un acuerdo que permita la investidura, pero sin contemplar la presencia de miembros de la formación de Iglesias en el Ejecutivo.


En ese punto apuestan por un Estado de las autonomías “fuerte y cohesionado”, se comprometen a mejorar la colaboración institucional con todas las CCAA y a abordar el “conflicto de convivencia en Cataluña impulsando el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña, siempre dentro de la Constitución”.


La formación de Pablo Iglesias ya había rebajado su propuesta sobre Cataluña en el documento que presentó en agosto. En el que no mencionaba la propuesta de un referéndum de autodeterminación. Se limitó a “impulsar una Mesa de Diálogo multilateral sobre Cataluña”, cuya propuesta de composición estuviera previamente desarrollada y acordada con el Parlamento de esa comunidad autonómica.


Los socialistas incluyeron también en el documento la propuesta de su programa electoral de clarificar el reparto competencial entre el Estado y las comunidades autónomas, así como la participación de estas en las actuaciones del Estado.


Pero en esta ocasión, incluyen como novedad la participación del Estado en las “actuaciones autonómicas”, cuando estas afecten al “interés general, así como el intercambio de información para favoreceruna auténtica integración”.

Descentralización
En este documento de 370 puntos se incluye el compromiso de impulsar la “descentralización institucional del Estado, trasladando total o parcialmente las sedes de diversas instituciones y organismos a distintas ciudades”.


La revisión de las causas del despido objetivo y la prohibición de cortar los suministros básicos de agua, luz y gas en situaciones de pobreza son de las pocas novedades económicas del plan presentado ayer que recupera las medidas ya incluidas en el programa electoral de abril.


Crear un parque público de viviendas en alquiler, revertir de los aspectos más lesivos de la reforma laboral o blindar el sistema de pensiones en la Constitución son otras de las medidas económicas rescatadas del programa electoral del PSOE para negociar la investidura.


En el ámbito de la vivienda, propone un “gran parque de alquiler público asequible” y en el refuerzo de las medidas adoptadas para frenar subidas “abusivas” del alquiler con nuevas opciones normativas, fiscales o estadísticas, como el índice de rentas de referencia.
También contempla un nuevo Plan Estatal de Vivienda que permita a las comunidades ejercer derechos de tanteo y retracto en las transmisiones de viviendas adquiridas.


El texto insiste en modificar los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012, lo que incluiría ampliar el ámbito temporal del convenio hasta la negociación de uno nuevo, revisar el procedimiento para modificar las condiciones de trabajo o reforzar la constancia del horario de trabajo en las jornadas a tiempo parcial.


Además, la propuesta pasa por aumentar el salario mínimo hasta situarlo en el 60% del salario medio al final de la legislatura.

El programa de Sánchez incluye un “no” expreso a un referéndum catalán