Desalojan a los empleados del naval que se encerraron en el edificio de la Xunta en Vigo

Varios trabajadores, durante su encierro en Vigo efe
|

  El grupo de trabajadores y sindicalistas del sector naval que se habían encerrado desde las 11.00 horas de ayer en dependencias de la delegación de la Xunta en Vigo fueron desalojados por la Policía.

El desalojo se produjo tras la negativa de los trabajadores a abandonar el edificio hasta que un “interlocutor válido” –la delegada María José Bravo estaba ausente– les informara “de primera mano” de la reunión del lunes entre el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el comisario de Competencia, Joaquín Almunia.

“Esto es lo que representa para el Gobierno y la Xunta el sector naval, una respuesta policial”, clamaron los portavoces organizadores de una acción de protesta conjunta entre CIG, UGT y CCOO.

El motivo del encierro era reclamar una solución urgente para el sistema de bonificaciones para la construcción de buques tax lease, bloqueado en Bruselas desde junio de 2011. En la reunión, Soria y Almunia trabajaron en base a un documento que, según denunció UGT, no cifraba porcentajes sobre las bonificaciones para la construcción de buques, ni siquiera el 20% del modelo francés, el único que cuenta con el beneplácito de Bruselas.

César Rodríguez, de la CIG, manifestó que el encierro de ayer es una medida que venían “madurando”, pero que la reunión del lunes le vino a dar “mucha más dimensión”, ya que el naval sigue “como hace diez meses: prácticamente desecho y sin visos de solución”.

Desalojan a los empleados del naval que se encerraron en el edificio de la Xunta en Vigo