El juez del caso Asunta mantiene la exculpación del ciudadano colombiano

una mujer consuela al padre de asunta poco antes del funeral; en sobreimpresión, rosario porto ecg
|

El juzgado de instrucción número dos de Santiago ha notificado hoy un auto en el que rechaza los recursos presentados contra el archivo definitivo de la causa contra el hombre cuyo perfil genético coincide con el de una mancha hallada en la camiseta de la niña Asunta, localizada muerta en 2013.
En el auto, divulgado por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, se indica que las pruebas aportadas por el otrora imputado acreditan que este hombre, de origen colombiano, se encontraba en Madrid, concretamente en Aluche, la noche del 21 de septiembre del año pasado, siendo esta la jornada en la que murió la menor de 12 años.
Por ello, aduce el magistrado, no pudo participar en los hechos investigados. "Dichas pruebas -prosigue- son lo suficientemente claras, objetivas, y definitivas como para dictar una resolución exculpatoria. Las incongruencias en el relato de los testigos son las lógicas cuando se declara lo que se hizo un día cualquiera de nuestras vidas, tres o más meses atrás, y precisamente dichas discordancias e incongruencias lo que demuestran es que no hubo confabulación, ni preparación, ni trama".
Para el juez instructor José Antonio Vázquez Taín "es imposible" que Ramiro Cerón Jaramillo, como se llama esta persona, drogase durante tres meses a Asunta "con la misma sustancia que fue intoxicada el día de su asesinato", un ansiolítico que se le proporcionaba desde tiempo atrás.
El magistrado entiende que "los indicios son tan claros y palmarios que imponen, por ser de justicia, levantar la imputación, pues mantener la misma siendo tan clara su inocencia solo podría considerarse una prevaricación".
En otro auto notificado hoy, el juez rechaza alterar el régimen penitenciario del padre de la víctima para poder ser sometido a una pericial de parte no acordada por el juzgado instructor.
Y en un tercer auto, el magistrado acuerda aceptar la declaración como testigo de un camarero del lugar donde cenó el eximputado el día del fallecimiento de la víctima.
Asunta Basterra Porto fue encontrada sin vida en un talud de una pista forestal de Teo (A Coruña), un municipio cercano a Santiago de Compostela.
Los investigadores han barajado desde un principio la teoría de que los culpables de este crimen son los padres de la víctima, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, encarcelados en el penal de Teixeiro (A Coruña) en régimen de prisión provisional comunicada y sin fianza desde el 27 de septiembre de 2013.

El juez del caso Asunta mantiene la exculpación del ciudadano colombiano