Un millar de personas marchan en contra de los recortes en Sanidad

El personal sanitario llama hoy a las 20.00 horas a una nueva manifestación desde la Casa do Mar
|

Un millar de personas, sobre todo profesionales de la sanidad pública, participaron ayer en la manifestación convocada contra los recortes en este sector. Desde la CIG, María Seijo, recordaba durante la marcha que con esta primera jornada de protesta –hoy será la segunda– exigen una “política sanitaria que garantice el acceso universal, que sea pública y gratuita”.
Muchos trabajadores del Sergas acudieron a la marcha con su atuendo de trabajo, para recorrer la distancia que separa el hospital Abente y Lago y la plaza de María Pita, a media mañana. “No, no, no a la privatización”; “no falta dinero, sobran ladrones” o “menos Laponia y más hospitales” fueron algunas de las consignas que corearon acompañados en multitud de ocasiones por los claxon de los coches, en señal de apoyo.
Los sanitarios saldrán de nuevo hoy a la calle. Está prevista una concentración a las once de la mañana delante del hospital Abente y Lago y a las ocho de la tarde, delante de la Casa del Mar.   Desde este lugar, los sindicatos CIG, CC OO, CESM y O’Mega convocan una manifestación que recorrerá las calles del centro hasta los jardines de Méndez Núñez. La marcha contará con el apoyo de la mayoría de los partidos políticos, así como de la plataforma en Defensa da Sanidade Pública.

Seguimiento
Como suele ser habitual en este tipo de protestas, las cifras dadas por sindicatos y por la administración difieren considerablemente. En A Coruña, los trabajadores hablan de un respaldo de hasta un 70%, mientras que la Xunta disminuye este porcentaje hasta el 30%.
Desde la Consellería de Sanidade explican que en el turno de tarde, el seguimiento de un de 37,96%, mientras que por al mañana, se quedó en el 29,66%. Aseguran además que el grado de cumplimiento de los servicios mínimos durante la primera jornada de huelga es de un 100%.
Destacan dos aspectos desde los sindicatos en relación con el seguimiento de la huelga. El  Sergas trata de “cubrir los puestos de los huelguistas”, asegura Seijo, que explica que en casos en que “no hay servicios mínimos establecidos y el puesto debe quedar libre, se manda a una persona de otra área”.
En segundo lugar, la representante sindical afirma que la Xunta “busca fórmulas para boicotear la huelga, para que, a los que quieren hacerla, les cueste más”. Así, aclara, han procedido a la “imposición de dobles jornadas de trabajo que provocan que si alguien hace huelga le descuentan el doble”.
A pesar de ello, Seijo afirma que “el seguimiento de la huelga es el más grande que se ha dado nunca en la sanidad gallega”. En referencia al baile de datos, expone que “ya se sabe cómo hacen las cuentas”.
Víctor Crespo, presidente del sindicato O’Mega, apuntaba que la sensación que tienen es que “el seguimiento está siendo muy alto” porque al preguntar por los datos de seguimiento a la administración autonómica les han respondido que vayan a “preguntar a la conselleira”, entiende que, si el respaldo fuese pequeño, les “hubiera dado con los datos en la cara”.
Desde este sindicato indican que el motivo que les ha llevado a secundar la huelga es por la “sospecha de privatización de la sanidad pública”, en primer lugar y, en segundo lugar, por el “copago”.

Un millar de personas marchan en contra de los recortes en Sanidad