BETANZOS - La sala de los torques: la pieza que faltaba al Museo das Mariñas

Copia de El Ideal Gallego-2016-04-17-016-205005b6
|

La pieza que completa el puzle del Museo das Mariñas. Un espacio lleno de “tesoros” que abrirá sus puertas por primera vez el próximo viernes 21. La Colección Rafael Seoane, valorada en cientos de miles de euros, podrá contemplarse en la primera planta de la sala betanceira gracias a la participación de este catedrático coruñés, que la cedió a Betanzos sin contrapartida económica “por su enorme cariño a la ciudad y a su Museo das Mariñas”. 
En los últimos meses se realizaron una seria de actuaciones en las instalaciones para que la sala “albergue esta colección con la dignidad que merece”, así como otras obras en distintas estancias del Centro Cultural Santo Domingo. “El resultado es impresionante”, señaló la actual responsable del Área de Cultura, María Barral. 
 Desde el Gobierno de García incidieron en el papel que en este proceso tuvieron el exconcejal Francisco Díaz, y el director del museo, Alfredo Erias.
La intervención y compromiso de ambos “hicieron que esta importante colección pueda ser disfrutada por todos los gallegos y las gallegas y, de forma especial, los betanceiros ros, como así era y es la voluntad de Rafael Seoane sin coste ninguno para las arcas del Ayuntamiento de Betanzos”.
Entre las piezas destacan ocho procedentes de la orfebrería castreña: dos torques de oro, uno de plata, un brazalete de oro, dos de plata y dos argollas o prendedores de oro y, en este sentido, su valor en el mercado obligó a ampliar las medidas de seguridad en el Museo das Mariñas. La sala está situada en lo que en su día albergó la cafetería de La Sociedad Recreativa y Cultural de Betanzos.  
La colección se completa con orfebrería calcolítica y de la Edad del Bronce, orfebrería celtibérica y romana, orfebrería árabe, cerámica griega y romana, orfebrería y cerámica prehispánicas, diversas piezas graníticas como un capitel tardorromano o protovisigótico, un ancla posiblemente romana, obras pictóricas, monedas, libros y hasta muebles.

BETANZOS - La sala de los torques: la pieza que faltaba al Museo das Mariñas