Mara Esmorís | “Hay que usar los productos justos que cada piel necesita para estar sana”

|

Mara Esmorís es ingeniera química especializada en cosmética y dermofarmacia por la Universidad de Barcelona y tras diez años en el campo de la cosmética, creó la tienda online Lily & White, un espacio donde selecciona marcas enfocadas al cuidado real de la piel basado en la buena cosmética, libre de tóxicos y eficaz. Dos años después, en 2015, creó la tienda física en A Coruña.

¿Qué les caracteriza?
Una cuidadosa selección de marcas y productos es lo que ha caracterizado a este proyecto desde el principio. Porque lo que ponemos en contacto con nuestra piel no es una cuestión de moda y tendencias, sino de salud.

¿Cómo es el trato con el cliente?
Es un trato muy cercano y un asesoramiento muy sincero. Parte de nuestra filosofía es “menos es más”, también en cosmética. No por aplicarse más productos en la piel esta va a estar mejor, lo ideal es usar los justos para aportarle a la piel lo que necesita para estar bien y sana. Hay pieles más complejas que requieren una rutina más amplia, pero, en general, cuantos menos productos se usen, mejor. El objetivo es que la piel de nuestros clientes mejore, que esté al cien por cien de sus posibilidades y que se sientan a gusto en nuestro espacio.
 
¿Qué puntos básicos se deben seguir para mantener la piel sana?
Para mí lo más importante son la limpieza, la hidratación y la protección solar, y si tuviese que dar más importancia a uno de ellos, sería a la limpieza. Una buena o mala rutina en este aspecto puede provocar los cambios más notables en la piel. La protección solar es muy importante también, pero el beneficio de usarla a diario se aprecia a largo plazo, el envejecimiento de la piel se ralentiza y eso no se nota al momento.
¿En qué consisten sus talleres?
Ahora ofrecemos dos. Uno de automasaje facial reafirmante, que es gratuito y se realiza en grupos de hasta cuatro personas. Damos unas pautas básicas y sencillas para aplicar los productos en casa y potenciar sus beneficios al máximo y para trabajar la musculatura de la cara y reafirmar y devolver el tono a la piel. El otro taller es de automaquillaje, y es individual para adaptarnos a las facciones y necesidades de cada uno. l

Mara Esmorís | “Hay que usar los productos justos que cada piel necesita para estar sana”