La playa de Oza acumula tres años consecutivos sin la distinción de bandera azul

|

Las playas coruñesas vuelven a superar el examen que acredita su calidad excepcional. Las banderas azules que concede la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) y la Fundación Biodiversidad ondearán de nuevo este verano en los arenales de la ciudad y de la comarca. 
La limpieza, la presencia de un número adecuado de socorristas o una buena accesibilidad, así como calidad de las aguas, son algunos de los parámetros que determinan si una playa es merecedora de la distinción. Por tercer año consecutivo, la de Oza no ha logrado superar los mínimos. Su condición de playa portuaria la hace especialmente sensible ante cualquier vertido (por pequeño que sea), lo que perjudica la calidad de las aguas.
No obstante, que una playa no tenga la bandera azul no significa que no sea apta para el baño. La Consellería de Sanidade realiza sus propios análisis y garantiza la seguridad. Es el caso de la Oza, que con enseña o sin ella es el destino estival de numerosos vecinos de Os Castros y O Castrillón. Precisamente, la misma característica que le impide tener la bandera azul es la que la convierte en apreciada por los usuarios: el ser una playa portuaria hace que esté resguardada del viento y de la marea.
Oza tendrá una nueva oportunidad de recuperar la distinción el próximo año, aunque no es sencillo una vez perdida. Los técnicos de la Adeac realizan varias catas para comprobar la calidad del agua, frente a una única para las playas con bandera. 
Mientras, la ciudad mantiene el resto de sus banderas azules, cuatro, en los arenales de Riazor, Orzán, As Lapas y San Amaro.
A Coruña desciende un puesto en el ranking de municipios de la comarca con mayor número de playas de calidad excepcional. La adelanta Oleiros, que logra su quinto distintivo. La playa de Naval se une a las de Bastiagueiro, Mera, Espiñeiro y Santa Cristina. 
Con Oleiros en la segunda plaza, Arteixo sigue siendo el municipio “abanderado” por excelencia, con siete arenales (Alba-Sabón, Salsa, Hucha, Valcobo, Combouzas, Barrañán y O Reiro). Miño, por su parte, también mantiene sus tres enseñas (A Ribeira, Grande y Perbes).
El área metropolitana cuenta con así con 19 banderas azules en su litoral. 

puertos y senderos
Un año más, Sada se queda fuera de la lista de los arenales con acreditación de calidad excepcional. En su caso, los frecuentes vertidos son la causa principal que hace que ya sean varios los veranos en los que no puede hacer ondear la bandera azul. 
Este año pierde además la distinción del Club Náutico y de Marina Sada. Estas instalaciones no alcanzan los estándares de calidad requeridos para hacerse con el galardón de Adeac, que sí mantienen tanto el Real Club Náutico coruñés como Marina Coruña. 
En cuanto a los 
calificados como senderos azules, la senda litoral de 
Arteixo se mantiene en la lista que reconoce el trabajo en la mejora y restauración del patrimonio natural y etnológico litoral. Los senderos azules son itinerarios y elementos paisajísticos que enlazan playas o puertos con bandera azul.

La playa de Oza acumula tres años consecutivos sin la distinción de bandera azul