La Xunta estudia nuevas sanciones a Albada por el traslado de los rechazos

Varios camiones el pasado 30 de agosto en el primer día de traslado de rechazos a Sobrado dos Monxes | patricia g. fraga
|

Los camiones comenzaron la retirada de los rechazos –basura que no se puede reciclar– de la planta de Nostián hacia un vertedero privado de Sobrado dos Monxes el pasado 30 de agosto, práctica que la Xunta está vigilando muy de cerca para determinar si abre nuevos expedientes después de confirmar que sí interpondrá una multa a Albada por la acumulación de dicha basura durante cuatro meses.

“Se abrió un expediente sancionador por una falta que se tipifica como grave y por lo tanto la sanción puede llegar de 20.00 a 200.000 euros”, destacó la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, en declaraciones a Cope Coruña, al mismo tiempo que destacó que el objetivo de la Xunta “nunca es la sanción sino en cumplimiento, pero ese cumplimiento no está dando todos los frutos que nos gustaría”.

Así, la responsable autonómica aseguró que su departamento realizó varias inspecciones a la planta de Nostián del 3 al 5 de este mes para ver cómo se estaba llevando a cabo el traslado de los rechazos, “porque estamos hablando de miles de residuos sin tratar, almacenados a la intemperie y en las calles y, a partir de ahí y cuando tengamos el primer expediente cerrado valoraremos si tenemos que abrir nuevos”, destacó Vázquez.

La Xunta está estudiando ahora las alegaciones presentadas el pasado día 6 por Albada al requerimiento por la acumulación de rechazos desde el pasado mes de mayo en la planta coruñesa y, a partir de esas valoraciones, se determinará la cuantía a la que tendrá que hacer frente la empresa.

En tiempo

Desde la empresa encargada de gestionar la basura en Nostián evitaron ayer decir nada sobre declaraciones políticas y se limitaron a aseguran que, una vez se conozca la resolución del expediente abierto por la Xunta, “lo aceptaremos o recurriremos a la vía administrativa”, destacaron fuentes de la compañía.

El Ayuntamiento fijó un plan de transporte de los rechazos a Sobrado dos Monxes de cuatro meses, fijando entre 135 y 150 las toneladas cargadas a diario en más de 20 camiones.

Con todo, Albada indica que este proceso se está llevando a cabo “con total normalidad” cumpliendo “escrupulosamente” los plazos marcados por el Gobierno local y asegura que se mejorará el tiempo fijado para dejar a cero los rechazos en Nostián, “es muy probable que esté antes de Navidad porque cada día sale la cantidad establecida e incluso un poco más”, indican. Asimismo, la empresa recuerda que, además de proceder a la retirada de los rechazos, cada día hay que hacer frente a basura nueva. l

La Xunta estudia nuevas sanciones a Albada por el traslado de los rechazos