El Gobierno estudia cómo ayudar a las ONG tras el escándalo de Oxfam en Haití

Directivos de Oxfam se comprometieron a erradicar las malas prácticas que están dañando a la ONG | aec
|

El secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García Casas, dijo ayer que el Gobierno está “reflexionando” sobre cómo colaborar y ayudar a las ONG tras conocerse el reciente escándalo en el seno de la filial británica de Oxfam.
Así lo manifestó tras comparecer en la comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo en el Congreso donde presentó el V Plan Director 2018-2022. “Son unos hechos condenables, pero no ponen en cuestión la totalidad del sector de los cooperantes y de la ayuda al desarrollo de ONG, que son personas comprometidas, que, aún a riesgo a veces de su salud y con bajos salarios, están trabajando para mejorar la suerte de los pobres y luchar contra las desigualdades”, opinó. García Casas señaló que las reuniones con la Coordinadora de ONG de Cooperación para el Desarrollo son permanentes y los “contactos constantes”, y aseguró que están “reflexionando sobre cómo colaborar y ayudarles en esta etapa un poco más comprometida”. Por su parte, varios directivos de Oxfam se “comprometieron” ayer ante el Parlamento británico a “erradicar” las malas prácticas que han “dañado” a la ONG tras su implicación en el escándalo de Haití. El comité parlamentario de Desarrollo internacional interpeló duramente a representantes de la plataforma acerca de la conducta sexual “inapropiada” que cooperantes y directivos mostraron en el país caribeño, devastado ese año por un terremoto que dejó alrededor de 220.000 muertos, 300.000 heridos y un millón y medio de personas sin hogar.
Desde que el escándalo fue divulgado, la organización está sumida en una profunda crisis, y en los últimos 10 días sufrió 7.000 cancelaciones de donantes regulares, según desveló ayer el director ejecutivo de la ONG en el Reino Unido, Mark Goldring. Durante dos horas, este directivo se sometió a las cuestiones de diputados junto con Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam International, y Caroline Thomson, presidenta de la fundación.
En su intervención, Goldring reiteró sus disculpas en nombre de Oxfam “por el daño que (la ONG) ha hecho tanto a la gente de Haití, pero también a los esfuerzos que se hacen para obtener ayudas y para el desarrollo, al socavar el apoyo público”.

El Gobierno estudia cómo ayudar a las ONG tras el escándalo de Oxfam en Haití