La gestión del aparcamiento divide a los vecinos de Monte Alto

Los concejales de los cuatro partidos políticos presentaron sus propuestas pedro puig
|

Ocurrió en la primera ocasión en la que el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, presentó el proyecto a los vecinos de Monte Alto y volvió a ocurrir ayer: el problema del aparcamiento para los 12.000 vehículos censados allí divide a los residentes cuando se trata de la creación de una senda peatonal del barrio. “Vexo opinións de todos os gustos pero máis tendentes a que o barrio mellore o seu espazo urbán”, concluyó el concejal, que en esta ocasión estuvo acompañado de ediles de todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento. Todos tuvieron la oportunidad de presentar su visión del problema.
El público, formado por unas cuarenta personas, estaba muy dividido. Aquellos que no tienen vehículo propio, o no lo usan a menudo, defendían recuperar el espacio que roban los automóviles, mientras que aquellos que lo emplean a diario para desplazarse al trabajo, o al hospital Materno, lo consideran imprescindible.

"Camino do vixía"
La concejala popular Begoña Freire planteó la cuestión de qué se debía a hacer con las plazas que van a desaparecer con la creación del “Camino do Vixía”, la senda peatonal que parte de la plaza de España y llega hasta la antigua cárcel provincial. Para algunos vecinos, el aparcamiento público subterráneo es la única solución, mientras que otros opinaban que era clasista, porque significaba que solo los que tuvieran dinero para pagarlo podrían tener coche. “Eu non podo. Tardo 50 minutos só para ir ó Materno en bus’, denunció un vecino. Otros señalaron que primero se necesita un buen sistema de bus o un carril bici como alternativa.
Pese a las diferencias aún por salvar, Varela se mostró satisfecho: “Foi un debate de máis calado co anterior. Debatimos sobre o modelo de cidade”.

La gestión del aparcamiento divide a los vecinos de Monte Alto