Golpea a una azafata con un cartel porque no encontró las gafas de su madre

13 junio 2018 página 9 A Coruña.- El aeropuerto de Alvedro lidera el crecimiento aeroportuario gallego en mayo
|

Una azafata de tierra Iberia se encuentra de baja médica después de haber sido agredida el lunes por un pasajero, que le golpeó con lo que parece que fue un cartel publicitario de metacrilato, produciéndole un corte en la cara. Según fuentes aeroportuarias, el siniestro lo provocó el hecho de que la azafata de tierra fuera incapaz de encontrar unas gafas que el agresor aseguraba que había perdido en el vuelo del que acaba de bajar, procedente de México.

Según relatan las mismas fuentes, el hombre había salido de la terminal con su madre para regresar minutos después, muy nervioso, explicando a la azafata que había perdido las gafas de su madre y que creía que las había olvidado en el interior del avión que acababa de abandonar, según las mismas fuentes. La azafata trató de buscarlas, pero no las encontró por ninguna parte. Después de haber realizando una inspección visual, volvió al mostrador donde la esperaba el pasajero para explicarle que debía de haber dejado las gafas en otro sitio, porque no las encontraba.

Sin embargo, sus explicaciones no fueron bien recibidas por el ansioso hijo porque cuando se lo comunicó, este reaccionó violentamente golpeándole con el cartel publicitario en plena cara, en un incidente que pudo ser contemplado tanto por el resto de personal como por los pasajeros y el resto de usuarios que en esos momentos se encontraban en esa zona de la terminal.

Afortunadamente, en el lugar de los hechos había agentes de la Guardia Civil cumpliendo con sus funciones de vigilancia habituales e inmediatamente procedieron al arresto del agresor. En cuanto a la víctima, sangraba abundantemente por un corte producido por el metacrilato en el rostro, por lo que tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario donde tuvieron que ponerle varios puntos en la herida abierta. Al parecer, había sufrido el golpe en el tabique nasal, por lo que se halla de baja. En cuanto a su agresor, tras ser detenido fue identificado y tuvo que prestar declaración antes de su puesta en libertad.

Golpea a una azafata con un cartel porque no encontró las gafas de su madre