Ortega compra a la Sareb la antigua sede de Banesto en Barcelona por 44 millones

17 agosto 2013 página 3 / 31 octubre 2013 portada A Coruña.- El velatorio de Rosalía Mera se convierte en un sentido homenaje con personalidades de todos los ámbitos y sobre todo, trabajadores de su fundación que acudier

El cofundador de Inditex, Amancio Ortega, ha adquirido a la Sareb el edificio que fue sede de Banesto en Barcelona, situado en la céntrica confluencia de la Plaza Catalunya y el Paseo de Gracia, y del que ya poseía los locales, por 44 millones de euros.
La sociedad inversora del empresario, Pontegadea, se ha hecho con la propiedad de todo el inmueble mediante la compra de la hipoteca que lo gravaba, que concedieron inicialmente el Banco de Valencia y Bancaja, y que tras el proceso de reestructuración bancaria quedó en manos de la Sareb.
La venta del crédito se habría realizado a finales del año pasado con un descuento del 33% sobre el valor de la hipoteca que los bancos valencianos dieron en 2006 a la inmobiliaria Ballester para comprar el edificio.
Amancio Ortega ya había comprado por 86 millones de euros el local de 2.000 metros cuadrados situado en este mismo edificio y que actualmente alberga una gran tienda de Apple en la capital catalana.
El inmueble adquirido por Ortega, construido entre 1941 y 1942 en el solar donde anteriormente se ubicaba el hotel Colón, tiene 8.500 metros cuadrados sobre rasante, 700 de terraza y otros 4.500 metros en los subterráneos.
La compra del inmueble por Ortega aleja la posibilidad de que el edificio se convierta en un hotel.

propiedades
Con esta adquisición, Amancio Ortega se refuerza como el mayor inversor inmobiliario en Barcelona desde el inicio de la crisis. El dueño de Zara ya compró hace exactamente un año otro edificio singular de la plaza, la vieja sede del BBVA, en la esquina con la calle Bergara, por 100 millones de euros, al fondo alemán Deka, y el edificio de paseo de Gracia 56 (que alberga la tienda de Burberry) por 53 millones a la inmobiliaria Testa.
En la zona, el empresario es también dueño del edificio de paseo de Gracia-Gran Vía (donde está una gran tienda de Zara); del número 93, donde se encuentra la tienda de lujo Santa Eulalia, y el número 5, que alberga la sede del Santander.
Por otro lado, a finales del mes pasado Ortega desembolsó cerca de 500 millones de euros por hacerse con Devonshire House, uno de los edificios más singulares e históricos del West End londinense, la cotizada zona que engloba los barrios de Westminster, Saint James y Myfair.
Antiguo lugar de residencia de los duques de Devonshire durante los siglos XVIII y XIX, el actual complejo comercial y de oficinas fue puesto a la venta en octubre.
En solo tres meses, el equipo de Pontegadea cerró la operación a pesar de no ser la oferta más alta.
La experiencia de Ortega como inversor en Londres ha sido clave para que el propietario de Inditex se llevara esta joya arquitectónica, que cambió de manos por tercera vez en sus 100 años de historia.
Otras de las últimas adquisiciones del dueño de la multinacional textil coruñesa se encuentran en Nueva York, donde compró un edificio de la Quinta Avenida  por 231 millones de euros y otro destinado a oficinas en el barrio de Meatpacking.
El empresario, el hombre más rico de España y tercero del mundo, según la revista Forbes, ha destinado en los últimos años 1.200 millones de euros a adquisiciones relacionadas con el sector inmobiliario.

Ortega compra a la Sareb la antigua sede de Banesto en Barcelona por 44 millones

Te puede interesar