El color rosa invadió la ciudad

Deporte Campeón-2014-09-22-024-992df329
|

La segunda edición de la Carrera de la Mujer congregó en la zona de O Parrote a cinco mil corredoras de todas las edades. El objetivo era hacer un poco de ejercicio, cubriendo un recorrido de algo más de cinco kilómetros hasta el Club del Mar (y vuelta), y también ayudar en una causa solidaria, ya que parte de lo recaudado por la organización se destinará a la lucha contra el cáncer de mama.

Desde primeras horas de la mañana, O Parrote recibió a las atletas, que a las diez iniciaron el recorrido.

Había participantes de todos los niveles. No faltaron las que lucharon por la victoria, las que fueron un poquito más despacio, y las que hicieron el recorrido caminando, acompañadas de amigas y familiares.

Todo ello en un ambiente muy cordial y en el que las coruñesas volvieron a demostrar tanto su solidaridad como sus ganas de hacer deporte.

El tiempo inestable de la última semana no amedrentó a estas mujeres que, como premio, pudieron disfrutar de una mañana con buen tiempo.

Y, tras el recorrido, clase de aeróbic y también un concierto para prolongar esta fiesta del color rosa, el mayoritario en una actividad que ha incrementado su número considerablemente. Si el año pasado participaron tres mil mujeres, en la presente edición se incrementó el número hasta el máximo permitido, cinco mil. Una buena noticia para una cita que seguramente se repetirá en los próximos años.

El grupo coruñés The Decoders fue el encargado de amenizar la velada con sus canciones y sus ritmos pegadizos por segundo año consecutivo. Ya en la Maratón de A Coruña tuvieron un exito pleno siendo elegidos por el público como el mejor grupo.

Según sus integrantes Dani, Carlos y Esteban esta es una ocasión única para poder cantar ante miles de personas y si encima es por una buena causa mucho mejor.

Miles de personas acudieron al evento y pudieron vibrar con sus versiones así como con la presentación de algún tema propio que hizo las delicias de los asistentes.

El color rosa invadió la ciudad