Rafael Santandreu | “No hay tiempo a lo auténtico, que es amar y gozar la vida con calma”

05 abril 2017 página 36 A Coruña.- El escritor, Rafael Santandreu presentó en la librería Lume "Ser feliz en Alaska"
|

El vaso ideal para Santandreu está casi lleno. Solo tiene espacio para un 1% de adversidad. El resto son motivos para ser feliz.

La campaña de Ruavieja en la que participa pone de relieve el poco tiempo que se dedica a la gente querida. ¿Esto es causa de infelicidad? 
Cada vez hay más depresión y ansiedad debido a que nos han vendido un sistema de valores equivocado. El “progreso”, el “éxito”, “las comodidades”, “la eficacia”… no son el significado de la vida. Está claro que lo importante es el “amor a la vida y a los demás”. Si quieres ser plenamente feliz, tienes que dar un giro radical hacia ahí. No valen medias tintas.

¿Hay que volver a las montañas?
Se trata de un ejercicio mental, pero decidido y profundo. Yo puedo vivir en la ciudad, ser psicólogo y tener coche, pero te aseguro que sé que no “necesito” nada de eso. Yo tengo más que bastante con la comida y bebida del día. Por lo tanto, no me estreso prácticamente nunca. 

¿Cómo se hace este trabajo?
Tienes que revisar tu diálogo interno, ¡todos los días! Lo que te dices cuando te pasan adversidades. Por ejemplo, ¿el jefe te echa una bronca? Trabaja para que no te afecte: no necesitas que “todo” el mundo te trate bien “todo” el tiempo. Así vas renunciando a necesidades inventadas materiales e inmateriales de todo tipo. Es una forma de liberación.

¿No cree que las relaciones humanas se han deteriorado?
Claro, porque nos hemos llenado de necesidades inventadas y ya no hay tiempo ni atención a lo auténtico, que es amar y gozar de la vida con calma. A esa enfermedad la llamo “necesititis”, la creencia de que necesitas mucho para estar bien. Y si careces de una de esas exigencias: ¡te consideras un gusano, un fracaso!

¿Cómo se pueden relativizar estas cuestiones?
La palabra clave es “renuncia” (aunque es más mental que fáctica). Yo ya no necesito ser exitoso, listo o guapo. Paso de todo eso. Tampoco necesito un piso en propiedad ni ser extrovertido ni haber viajado… ni prácticamente nada. Si lo tengo bien; y si no, también. 

¿Consejos para hacer “clic” y cambiar?
Hay dos pasos fundamentales: “dejar de quejarte” y “valorar tus oportunidades”. Quejarse es fatal porque contraes otra enfermedad llamada “no-lo-puedo-soportitis”. Eso te impide ver las oportunidades que hay a tu alrededor.

Pero habrá cosas que sí nos llevarán a un lógico lamento.
En mi libro, describo la filosofía personal de Stephen Hawking, el científico en silla de ruedas. Él decía: “Quejarse es inútil y una pérdida de tiempo: no lo pienso hacer”. Si él no se quejaba de estar totalmente paralizado, ¿de qué nos vamos a quejar nosotros?

Habla en el libro de adquirir carisma. ¿No es algo que viene de serie?
Las habilidades personales se adquieren de niño, pero también las puedes desarrollar después si sabes cómo. Adquirirás carisma cuando trates a todo el mundo como un amigo íntimo.

Rafael Santandreu | “No hay tiempo a lo auténtico, que es amar y gozar la vida con calma”