Vázquez: “No lo veo un derbi; es un poco doloroso”

El técnico conversa con Carlos Abad ayer en el entrenamiento en Abegondo | quintana
|

El entrenador del Deportivo, Fernando Vázquez, se niega a calificar de derbi el partido con el filial del Celta de Vigo, que visita Riazor mañana a las 17 horas. El técnico admitió que es “doloroso” para el club y su afición un partido con el segundo equipo del máximo rival regional.

“No lo veo como un derbi, como un partido de rivalidad, sino como un partido más. La rivalidad es con el Celta, no con su filial. La situación es un poco dolorosa, pero que nadie lo convierta en un derbi porque no lo es ni lo vemos así, ni nosotros, ni los jugadores”, declaró en una rueda de prensa telemática.

El técnico destacó la “calidad y velocidad” de su rival y dijo que la responsabilidad, en este partido y en todos, es “ganar y dar un paso adelante para agradar a los críticos” con el juego del equipo y al resto de la afición.

Vázquez precisó que si en Vigo los “fans del Celta” se mofan del Deportivo por este partido con el filial celeste, “como dice el refrán, arrieros somos y en el camino nos encontraremos”.

“Digo que no lo siento como derbi porque no lo siento en el interior, no es como sí hubiera sido un  Depor-Celta en la  misma categoría. Por supuesto que para el deportivismo es un momento un poco doloroso, jugar contra el segundo equipo del Celta siendo un equipo histórico y estando  acostumbrado a  otras cosas”, manifestó.

El entrenador del Deportivo consideró que el equipo dio “un paso adelante” en cuanto a ritmo de juego, aunque le sigue faltando en ataque más profundidad y ocasiones.

“Lo que hace un equipo vistoso es ser competitivo y tener una dinámica alta. En eso hemos dado un paso adelante. Estamos faltos en profundidad, ocasiones, pero está dando un paso adelante en cuanto a ritmo,  movilidad y dinámica especial”, declaró.

Añadió que a él “en este momento” lo que le interesa “en general” es que el juego del equipo tenga “ritmo, alegría, movilidad y dinamismo” y consideró que en eso se avanzó en el partido con el Pontevedra en Pasarón.

Del Celta B, dijo que conoce sus “características” y advirtió de los pros y contras de su juventud.

“Cuando eres joven puedes hacer un partido extraordinario pero la regularidad no es una norma. Son chavales a la espera de subir al primer equipo y esa  alegría  sin que el resultado pese puede  influir. Tienen velocidad y calidad”, señaló.

 

Un deseo con Rolan

El técnico incidió en la incertidumbre que rodea al uruguayo Diego Rolan y abogó por aprovechar el tiempo que esté en el equipo, sea hasta el mercado invernal o hasta la conclusión de la temporada.

“Con Rolan puedo expresar un deseo: me gustaría que siguiera, pero estoy en un club en el que sé cuáles son las necesidades. No estoy seguro de qué va a pasar, así que vamos a disfrutar de él mientras  podamos”, comentó.

Para el partido con el Celta B dijo que “el  rombo en medio campo es una de las posibilidades” por la baja de Keko ya que no tiene jugadores de “banda puros”, si bien precisó que todavía tenía “horas” por delante para pensar.

 

La sanción de Lara

Además, el Deportivo tampoco podrá contar con José Alonso Lara por sanción. Le han caído dos partidos por su expulsión ante el Pontevedra.

“Ya consideré excesiva la expulsión en su momento. La ley está en que son de dos a cuatro partidos, el árbitro escribió lo que pone el acta y hay que  aceptarlo, pero me parece un atentado. Imagina Messi, que por una  tontería le  prohíbas trabajar dos partidos…”, señaló.

En este sentido, precisó que vio al “árbitro demasiado nervioso” y dijo que “estuvo muy por debajo del estándar” en lo que a la fortaleza mental que debería tener.

Además, se mostró partidario del Videoarbitraje, que en Segunda División B no existe.  

“El  VAR es un sistema corrector que los árbitros y  linieres necesitan. Estaría mucho más conforme si lo hubiera habido en Segunda B. Es un arma fundamental,  imprescindible en el fútbol del futuro y hay que mejorarlo. El  VAR no  falla, fallan la interpretación o las reglas, dar penalti a  aquello que nunca lo fue”, matizó.

 

Despedida del año

Será el último partido del Deportivo en 2020 en Liga. “Puede tener la importancia de que te vas de vacaciones y marcará con qué sabor de boca lo vas a hacer. Si ganas, son días  maravillosos, más alegres, con tu familia. Hasta el 10 de  enero no vuelves a jugar y serían días más duros y difíciles si no ganas. Esa es la diferencia”, advirtió el míster.

Habrá público en Riazor, algo que le anima. “Supone una gran alegría y estoy expectante y emocionado. Espero una  atmósfera  maravillosa,  encontrarte con el fútbol, la interación entre equipo y grada. Es diferente con ellos”, admitió.

De hecho, lo consideró un factor clave. “El público es fundamental. Por eso, cuando en las estadísticas ves partidos ganados en casa y fuera hay diferencia, el público tiene mucho que ver. Para nosotros es muy importante. Ante el Salamanca, si no hubiera habido esa gente, tal vez el partido habría acabado de otra forma”, señaló respecto a la primera jornada de la temporada.

Vázquez: “No lo veo un derbi; es un poco doloroso”