Cortizo advierte que no se acabará con Penamoa “de un día para otro”

|

El Ideal Gallego-2011-07-03-006-eb7571e0

R.L, > a coruña
  Una de las características que ha esgrimido desde su llegada el delegado del Gobierno, Miguel Cortizo, es su capacidad para afrontar los problemas sin rodeos y sin medias tintas. Así, en una entrevista concedida ayer a Radio Coruña, Cortizo decía, en relación a las quejas que le han trasladado esta semana los vecinos de O Ventorrillo, que no hay una solución “de un día para otro”. “Yo no voy a ser el imbécil que anuncie un plan especial que resuelva el problema de Penamoa de un plumazo, ni cosas por el estilo”, explicaba con vehemencia.
Cortizo, que el pasado jueves recibía a una representación de la Plataforma Ventorrillo Desmantelamiento Penamoa, trasladó el mismo mensaje que les hizo saber a los vecinos que acudieron a interesarse por el estado de la cuestión. “Hay una actuación especial e intensiva de la Policía en ese entorno. Se intentará acabar con el problema, pero lo que no hay son varitas mágicas. Ni en Penamoa, ni en ningún otro lado. Que la Policía, o la actuación conjunta con la Justicia, los desalojos, etcétera, acabe en un momento dado con el problema de Penamoa no quiere decir que el narcotráfico, las adicciones de las personas o la venta de drogas se resuelvan”, señalaba.
En este sentido, Cortizo asume las peticiones de los afectados y les ofrece poner en práctica todos los medios a su alcance. “Pondremos toda la voluntad en las decisiones. Los responsables policiales pondrán todo su saber hacer, que es mucho, en el control. Porque los vecinos cuando tienen un problema y lo plantean, siempre tienen razón”.
La reunión entre los miembros de la plataforma anti Penamoa y el delegado del Gobierno se produjo justo al día siguiente de que aquellos acudiesen a las inmediaciones del asentamiento a efectuar un recogida simbólica de basura para denunciar el estado de abandono que presenta el poblado y su entorno, incluido el tramo de la Tercera Ronda que lleva meses acabado pero sin funcionar.
En apenas una hora, una cuadrilla de unos quince vecinos recogió hasta treinta sacos de desperdicios.

Cortizo advierte que no se acabará con Penamoa “de un día para otro”