El presidente del comité de Cespa se une a la acampada de los empleados de Albada

|

El Ideal Gallego-2011-07-06-009-fbb3581a

  r.l. > a coruña

  El presidente del comité de empresa de Cespa, Miguel Ángel  Sánchez, decidió unirse a las reivindicaciones de sus compañeros de Albada y desde ayer es uno más en la acampada que inició Fernando Balay el pasado viernes en la entrada de la planta de tratamiento de residuos sólidos. De esta forma, se une a varios compañeros del comité de empresa de Albada, que aseguraron que no se moverán del lugar hasta que se readmita al trabajador despedido por una presunta agresión a un guarda de seguridad.


Sánchez ya tiene experiencia en este tipo de protestas, ya que él mismo protagonizó una acampada en Cespa, cuando la concesionaria lo despidió alegando motivos disciplinarios antes del inicio de una huelga. Señala que la medida de la empresa no es más que una “represalia sindical que está sufriendo el compañero por el único y mero hecho de defender los intereses generales de los trabajadores de Albada”, apuntó en un comunicado.
Por otro lado, el líder sindical de Cespa anunció ayer que el comité que preside llevará a cabo una asamblea de trabajadores para explicar los motivos de la acampada y determinar las acciones conjuntas que se habrá de tomar por la totalidad d lea plantilla “con el objetivo de respaldar las reivindicaciones de los trabajadores de Albada, respondiendo a una agresión de los derechos fundamentales de todo empleado”, sentenció.

Huelga > Esta protesta se une a la convocatoria de huelga indefinida anunciada por los trabajadores a partir de las 21:00 horas del próximo 10 de julio. Por otra parte, el comité de Albada alertó de la saturación de la planta de Nostián, donde, dicen, se acumulan residuos sólidos desde hace más de dos semanas, “tanto dentro como fora das instalacións”.
Sostiene que la compañía no está capacitada para levar a cabo el tratamiento de la basura al encontrar la central colapsada “despois de que o cadro de persoal renunciase a seguir facendo horas extra”. Por todo esto, señalan que interpondrán varias denuncias en Sanidade y Medio Ambiente para que tome cartas en el asunto. Recuerdan, además, que la planta está saturada por los residuos que llegan diariamente no solo de la ciudad sino del Consorcio das Mariñas.
El presidente del comité de empresa, José Manuel Vilariño, está preocupado por la salud de los trabajadores de dicha planta, ya que “detectaron dores de cabeza e barriga a causa dos gases que emanan do lixo acumulado”, denuncia Vilariño.
En esta línea, advierte de que ha convocado diversas reuniones con los grupos del a oposición en María Pita par trasladarles los detalles del conflicto laboral y de los problemas que están generando los residuos en los propios empleados de Nostián.

 

El presidente del comité de Cespa se une a la acampada de los empleados de Albada