El Banco de España avisa de riesgos a la baja en la economía por la incertidumbre

|

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, reafirmó que el PIB crecerá más del 3% este año, con inflación negativa y con una creación de empleo y afiliación a la Seguridad Social que permitirán rebajar la tasa de paro por debajo del 20% de la población activa en 2016.
Durante su intervención en el VI Encuentro Financiero organizado por Expansión y KPMG, el gobernador puso en valor que la economía española ha descrito un “triángulo virtuoso” a lo largo de este ejercicio, con un crecimiento vigoroso, creación de empleo y superávit exterior.
Con todo, Linde advirtió de que el grado de incertidumbre de las previsiones económicas se ha ampliado en los últimos meses y señaló “riesgos a la baja” por el deterioro de las expectativas de crecimiento mundial.
“Pero la economía española está en condiciones de afrontar estos retos”, afirmó, para después instar a perseverar en la corrección de los desequilibrios frutos de la crisis, como el elevado paro y la “abultada” posición deudora internacional de España. Por ello, abogó por mantener las ganancias de competitividad y contener el endeudamiento.
“No hay que exagerar el margen de maniobra de la política económica, ni poner en riesgo la consolidación fiscal, que debe seguir siendo un marco de referencia básico”, avisó. 
El gobernador incidió en que las reformas emprendidas favorecen la recuperación económica y contribuyen a incrementar la resistencia ante “perturbaciones exógenas”.
“Hay que recordar que nuestro esfuerzo de reequilibrio se ha realizado en un contexto adverso, consecuencia de la grave recesión que ha atravesado la economía española entre el año 2009 y la primera mitad de 2013”, recordó. 
Linde aseguró que la senda de desendeudamiento privado de la economía española se podrá prolongar más en el tiempo, si bien garantizó que la “mayor parte del ajuste” ya se ha realizado. 
Además, el gobernador del Banco de España instó a “poner atención” sobre la posibilidad de que los bancos europeos asuman un “mayor riesgo” en la búsqueda de rentabilidad, presionada por el contexto de bajos tipos de interés, las exigencias regulatorias cada vez “más severas” y la “fuerte” competencia. “Ello puede llevar a que se trate de alcanzar mayor rentabilidad, con mayor riesgo, algo que la supervisión debe vigilar con atención”, afirmó Linde. 
El gobernador de la institución financiera realizó esta advertencia al repasar los avances en la Unión Bancaria en Europa y el refuerzo de los niveles de solvencia y de transparencia del sector bancario europeo.

El Banco de España avisa de riesgos a la baja en la economía por la incertidumbre