Feijóo reconoce ocho años después que su primer mandato fue el “más dificil”

Feijóo firma un ejemplar del libro que recopila sus discursos de la VIII Legislatura
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, convirtió la presentación del libro que recopila sus discursos en la VIII Legislatura, la “más difícil” debido a la crisis económica, en una reivindicación del parlamentarismo y de la democracia representativa, coincidiendo con la fecha en que se cumplen ocho años de su primera victoria electoral, el 1 de marzo de 2009.

En un acto con numerosos asistentes en el Pazo do Hórreo, al que no faltó la plana mayor de su Gobierno y varios exconselleiros que detentaron cargos durante sus distintas etapas de gestión, así como diputados de PP y PSOE, entre otras autoridades, el líder del PPdeG defendió el valor del parlamentarismo y proclamó que, “para ser completa”, la democracia debe ser “participativa y explicativa”, pero también “representativa”.

cacofonía
De lo contrario, advirtió del riesgo de que derive en “cacofonía” y resulte “inútil para conciliar los diferentes intereses que hay en una sociedad”. “Las críticas a la democracia parlamentaria son tan viejas como la democracia misma”, reflexionó el presidente gallego, para concluir que constituyen “un síntoma saludable” puesto que “ningún otro régimen es tan autocrítico”.

“Gracias a ello el parlamentarismo puede renovarse sin autodestruirse”, manifestó el jefe del Ejecutivo, convencido de que la democracia directa “oculta una autocracia indirecta” y de que la “mediación” entre el poder y el pueblo no supone “un atranco, sino una garantía”. Al tiempo, con Galicia como ejemplo, el responsable del Ejecutivo gallego señaló que el parlamentarismo “evoluciona”.

medidas pioneras
En cuanto al recopilatorio de los discursos de la VIII Legislatura (2009-2012), que sigue los libros del resto de presidentes autonómicos, y que tendrá continuación con otro volumen de la IX Legislatura, Feijóo subrayó el afán “explicativo” de los textos y se ha reafirmado en que ningún debate parlamentario es “estéril” o “superfluo”.

“Solo el silencio”, apostilló el presidente de los populares gallegos, que se mostró como un firme defensor de la democracia “afectiva y efectiva”.

No en vano, reconoció que en su primer mandato no siempre fue “fácil” gestionar ni tampoco explicar las decisiones adoptadas a los ciudadanos.

Anhelo de explicación
De hecho, aseguró que los textos que componen el libro nacen “de un anhelo de explicación, de un deseo de hacer partícipe a la Cámara y, por tanto, a la ciudadanía gallega, de los problemas y decisiones que el ejercicio del poder comporta”.

Con todo, se Feijóo se mostró muy “orgulloso” del trabajo hecho y afirmó que el periodo de su mandato que abarca de 2009 a 2012 servirá para darse cuenta de que Galiciafue “capaz de acuñar políticas de forma pionera, que se fueron consolidando a nivel nacional”.

En la última fase de su intervención, tras incidir en que los discursos se corresponden con la etapa “más difícil” de gestión, “aparte de la preautonómica”, debido a la crisis, recordó su paso por la oposición previa a la victoria del 1 de marzo de 2009, asegurando que para él quisiera las sesiones de control del socialista Emilio Pérez Touriño.

“A él solo le preguntaba yo y a mí, todos”, remarcó, antes de asegurar, en el mismo contexto, que quien le “preparó” para presidir la Xunta antes de derrotar al bipartito fue el exciputado lucense del PSdeG Ismael Rego, presente en el acto, al utilizar las preguntas al presidente Touriño para “desmontar” las del entonces líder de la oposición.

Feijóo reconoce ocho años después que su primer mandato fue el “más dificil”