Ferreiro quiere llevar el conflicto de la subasta de La Solana al Congreso

|

En Marea llevó esta semana al Parlamento gallego la futura subasta de La Solana (que el Ayuntamiento quiere adquirir para abrirla al público) por parte de la Autoridad Portuaria) y piensa presentarla también en el Congreso de los Diputados. Lo anunció ayer el alcalde, Xulio Ferreiro: “Eu creo que agora debemos trasladar esta discusión ata Madrid e En Marea vai presentar unha iniciativa o respecto”. 
El alcalde considera que estas iniciativas permiten llevar “a discusión a un dos lugares que lle corresponde”. En el texto presentado por En Marea se pide la dimisión del presidente de la autoridad Portuaria, Enrique Losada, y la reprobación de la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, que votó a favor de la subasta en junio, durante una reunión del consejo de administración de la que ella es miembro. “Como coruñesa, debería haber defendido os intereses da cidade e non os intereses crematísticos do Porto”, opinó el alcalde.
El Puerto ha alegado varias razones para explicar por qué no se adjudica La Solana al Ayuntamiento por 1,47 millones de euros en vez de venderla junto con el hotel Finisterre por una cifra que puede rondar 10 millones de euros (según la oferta que presentó la actual concesionaria, la inmobiliaria Río Mero). Una de ellas es que no presentó una solicitud de adjudicación directa, algo que niega Ferreiro: “Nos puxeron excusas formales pero  non pasa nada, a voltamos a facer, sempre dentro de prazo”. 
 
sin ganas de  café 
Desde que empezó el conflicto, no ha existido diálogo entre él y Losada. Ni una reunión ni una llamada telefónica, lo que no ha impedido que se produjera un subido intercambio de opiniones entre ambos responsables, criticando su gestión mutua. “Nestas condicións e con insultos na prensa, tampouco teño moitas ganas de tomar un café con él”, reconoció Ferreiro.  
Sin embargo, el primer edil tampoco se pudo resistir ayer a criticar una vez más, la gestión de Losada, calificando de “metedura de pata grande” la subasta de La Solana con el objetivo de ganar tres o cuatro millones de euros. La deuda que asumió la Autoridad Portuaria para la construcción el Puerto Exterior es mucho mayor, de más de 200 millones, así que, en opinión de Ferreiro, lo que tiene que hacer Losada es aplicarse más: “Seguramente, se revisamos as cifras de negocio del Puerto tamén haberá moito marxe de mellora para  ter mais beneficios ”. 
Ante esta falta de comunicación, Ferreiro ya había anunciado su decisión de buscar otros interlocutores como Puertos del Estado o el Ministerio de Fomento con el que, recuerda, tiene otras cosas que hablar, como la demorada ampliación de  Alfonso Molina.

Ferreiro quiere llevar el conflicto de la subasta de La Solana al Congreso