Miño aprueba el Plan Económico para saldar la deuda de Fadesa pese a saber que es “insuficiente”

El Ideal Gallego-2017-08-02-016-9f21cf17
|

En Miño, cada pleno es más bronco que el anterior y este último, teniendo en cuenta cuál era el orden del día –la aprobación del Plan Económico Financiero para los próximos dos años– superó las expectativas, con las acusaciones más gruesas de unos y otros, del PP y de Sánchez Oroza al PSOE, de los socialistas a la coalición y de esta al público que acudió hasta la sede de A Carreira. Un primer plan de ajuste económico para saldar la deuda derivada de las expropiaciones para la macrourbanización de Fadesa Inmobiliaria en Perbes y Vilanova que, como advirtió la interventora, serán “insuficientes” para hacer frente a los gastos de la devolución del préstamo de 12,5 millones que le hizo el Estado para afrontar el pago a los propietarios de los terrenos que en la actualidad ocupa Costa Miño Golf.
Los vecinos asumirán de manera directa parte de las medidas de ajuste, incluidas la subida de la tasa de basuras y del  IBI. También está previsto reorganizar las dependencias municipales y reducir las subvencións a entidades de Miño. El alcalde, Ricardo Sánchez, insistió en la “necesidad de encontrar una solución para cumplir con las exigencias sin que la carga recaiga íntegramente sobre el bolsillo de los ciudadanos”, y sus palabras provocaron las protestas de los asistentes, que obligaron a interrumpir varias veces y a “movilizar” a la Policía Local y la Guardia Civil de Miño, que siguieron el debate desde el exterior de la sala, situada en la última planta de la sede municipal de A Carreira.
El PSOE, único partido de la oposición, advirtió de que el plan propuesto, además de “unha gran mentira”, una “burla” y el “timo da estampita”, divide los miñenses en dos apartados: los perjudicados, los 5.798 vecinos “que van sufrir a vosa nefasta actuación”, y los beneficiados, “que son os señores Veiga Sabín e Sánchez Oroza”, que “seguirán cobrando sen rubor os seus excesivos soldos” del Ayuntamiento de Miño. Así, el portavoz socialista, Manuel V. Faraldo, instó a ambos a dimitir o a renunciar a su salario y, sobre todo, a “decir a verdade”  e informar del Plan de Sanneamiento 2018-2015, una medida solicitada en su informe por la Intervención y la Secretaría de Miño. l

Miño aprueba el Plan Económico para saldar la deuda de Fadesa pese a saber que es “insuficiente”