Un derbi para decidir el perseguidor del Barcelona

Entrenamiento del Real Madrid. En la imagen, Cristiano Ronaldo. Real Madrid training session. In this picture, Cristiano Ronaldo.
|

El Real Madrid y el Atlético de Madrid disputarán en el estadio Santiago Benabéu un derbi siempre apasionante, pero cuya importancia clasificatoria ha quedado un tanto reducida por los tropiezos de ambos en la pasada jornada y que harán que se jueguen, de momento, el papel de lejano perseguidor del líder Barcelona.
Los empates en el Vicente Calderón y en La Rosaleda del pasado domingo dejaron a los rojiblancos y los madridistas a ocho y nueve puntos, respectivamente, del conjunto azulgrana, lo que ha convertido la pelea por el título en una cuesta arriba para ambos, principalmente por la solidez que están mostrando los de Luis Enrique y la cierta irregularidad de sus dos rivales.
El equipo de Diego Pablo Simeone son ahora los que más cercan están, pero los mensajes desde el vestuario, encabezados por el técnico argentino, son de mayor preocupación hacia el cuarto clasificado, el Villarreal, que hacia el Barça, mientras que el de Zinédine Zidane apela a no rendirse, pese que también reconoce la dificultad de la tarea y su escaso margen de error.
Con todo, parece que existe más ‘obligación’ en el Real Madrid, que juega ante su público, frente al que ha perdido los dos últimos derbis ligueros.
Será un gran examen para Zidane en el banquillo blanco. El francés sabe que este es un partido especial y diferente.
‘Zizou’ se ha encontrado con un problema de última hora por la baja de Marcelo. El brasileño da mucha profundidad ofensiva al equipo y el francés deberá decidir si vuelve apostar por la dupla Danilo-Carvajal como ante el Athletic, con el madrileño en el lado izquierdo, o sorprende con Nacho.
En cambio, también tiene una buena noticia con la vuelta de Karim Benzema.
Simeone tiene mucho más claro el once con el que jugará, con las dudas que puedan recaer sobre la composición del centro del campo, donde está añorando mucho a Yannick Ferrreira, y el acompañante de Griezmann, que continúa sin ser fijo. Fernando Torres marcó dos goles en la visita copera del año pasado al Bernabéu y aspira a titular.

Un derbi para decidir el perseguidor del Barcelona