El Rosalía escoge el humor como plato fuerte de su menú veraniego

|

El Ideal Gallego-2011-07-09-014-0ac1063b

  nagore menayo > a coruña

 El teatro Rosalía de Castro programa para este verano cuatro representaciones teatrales en las que el humor será el principal protagonista, y una musical.
El pistoletazo de salida se dio ayer mismo con el estreno de Pataca Minuta, a cargo de Produccións Excéntricas, un espectáculo humorístico-musical formado por sketchs alternados por números musicales cómicos. Sobre el escenario se encontraban tres televisivos y reconocidos actores gallegos como Federico Pérez, Evaristo Calvo y Marcos Correa, acompañados de dos músicos; Piti Sanz y Anxo Graña.
La próxima cita será los días 15 y 16 de julio, donde dos famosísimos actores se suben al escenario para ofrecer sus “Ocasiones Especiales”. Kiti Manver y Jorge Roelas llegan de la mano de Txalo Producciones para presentar una comedia que cuenta la historia de Lola y Víctor después de su divorcio tras un largo y feliz matrimonio del que nacieron tres hermosos hijos. Las entradas para las funciones cuestan desde 10 euros hasta 21.
El siguiente espectáculo teatral correrá a cago de Pavlovsky, que presentará su nuevo trabajo “Anglhada”, y que, en palabras del director del Rosalía, que ayer presentó la programación, “es un recorrido por el mundo celestial de una hada freelance”. Esta obra su sube al escenario del teatro el 23 de julio y las entradas cuestan entre 7 y 15 euros.
Por último, “O florido pénsil”, obra de Andrés Sopeña, llegará los días 30 de septiembre y 1 de octubre, a las 20.30 horas. En esta ocasión, Federico Pérez repite en el elenco de actores, ya que también participa en “Pataca minuta”.
También habrá tiempo para disfrutar de la música, gracias al concierto que el próximo día 21 ofrecerá Sés, presentando su “Admirando a condición”.
Para el director del teatro, “es una programación que pretende ser un refresco para los coruñeses y quiere hacérselo pasar bien”. Rodríguez recordó que el teatro cerrará en agosto, coincidiendo con las fiestas, y se aprovechará esos días para hacer “obras de acondicionamiento”.


 

El Rosalía escoge el humor como plato fuerte de su menú veraniego