Feijóo advierte del “error” de pensar “que la confianza es ilimitada” y eterna

gra289. santiago de compostela, 23/10/2012.- el presidente del ppdeg y presidente de la xunta, alberto núñez feijóo (i), saluda, junto a los presidentes provinciales del partido josé manuel baltar, de ourense (2i); rafael louz&
|

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, que el domingo reeditó su mayoría absoluta para seguir al frente de la Xunta otra legislatura, aseguró ayer por la tarde que sería un error pensar que la confianza ciudadana es “ilimitada” y “para siempre”.

Tras presidir la reunión de la junta directiva de su partido, hizo hincapié en lo inusual de ampliar escaños –de 38 a 41– en plena crisis económica, porque “no hay un precedente de un gobierno” al que le haya ocurrido, pero añadió que el mensaje que dio la sociedad gallega este 21-O no debe interpretarse como “un cheque en blanco”.

El dirigente político recalcó que su prioridad, para los próximos cuatro años, son los 259.373 parados de la comunidad y expresó su voluntad de gobernar para los 2.800.000 habitantes de Galicia, con los que formó “una coalición”.

 

una coalición

“Una coalición”, insistió, válida para los ciudadanos y todos los partidos con representación parlamentaria, máxime en unos tiempos en los que prima la “necesidad de unidad”, algo fundamental ante “los momentos de mayor dificultad”, por lo que se comprometió a “buscar el acuerdo” y “atender con interés lo que dice el resto de los partidos”.

Su tarea en esta legislatura no es “sencilla”, reconoció, pero sus compromisos serán que Galicia llegue siempre “a fin de mes” y entregar dentro de cuatro años “una comunidad solvente”.

Núñez Feijóo dijo a los miembros de la dirección del partido que el acto de ayer no era para la “euforia electoral”, pero resaltó que la victoria electoral había sido “amplísima”, con más del doble de diputados que el segundo partido, cuatro veces más que el tercero y seis veces más que el cuarto.

 

estabilidad y seguridad

Insistió en que se trata de un “enorme caudal”, que empleará para gobernar con “estabilidad” y “seguridad”, con respeto a todos, porque, manifestó, los ciudadanos están en los escaños de todos los partidos y también se comprometió a gobernar para los que votaron en blanco o no válido, como para los que no acudieron a votar y engrosaron una abstención que emitió un “mensaje claro”.

En este sentido, puntualizó que se esforzaría para que los gallegos se reconcilien con la política y vean que las instituciones son útiles, porque son la base de la democracia.

Núñez Feijóo se impuso el “deber” de la solvencia y el crecimiento y expuso que llegará ahora de nuevo al Gobierno con “datos positivos”, que son saber cómo está Galicia, qué necesita y qué hacer.

En cuanto a la situación de Galicia, valoró que ahora, cuando sea investido de nuevo, “sabremos el estado de las cuentas”, y no como le ocurrió en 2009, convocatoria en la que sucedió a un Gobierno de socialistas y nacionalistas y se encontró con un “agujero económico”, una ventaja que tampoco tuvo el presidente Mariano Rajoy, insistió.

El presidente del PPdeG anunció que seguirá tomando decisiones, con modestia y humildad, pero con decisión, gobernando para 2,8 millones de gallegos, pero con la prioridad en los 259.373 que no tienen trabajo, reiteró.

Feijóo también instó a los suyos a “buscar acuerdos” con la oposición y lanzó un mensaje de optimismo a los gallegos, comprometiéndose, como ya hizo en la campaña electoral, a entregar una Galicia “en situación de crecimiento económico”.

“Que Galicia lo sepa, vamos a salir de ésta”, proclamó en la reunión de la junta directiva, máximo órgano entre congresos del PPdeG, que tuvo lugar en un hotel compostelano. n

 

Feijóo advierte del “error” de pensar “que la confianza es ilimitada” y eterna