La primera jira deja toneladas de basura y obliga a prolongar varios días la limpieza de Os Caneiros

|

La primera impresión es de menos basura que otros años, pero los desperdicios acumulados el viernes en Os Caneiros obligan a prolongar varios días las tareas de “aseo” y “desinfección” del entorno, de las que se encarga personal del Ayuntamiento de Betanzos. Los operarios municipales iniciaron su actividad a las 06.00 y, solo del campo, retiraron varias toneladas de basura, a las que deberán sumarse los residuos que puedan encontrar en el sendero que une San Xiao con Os Caneiros. La intervención se completará con el acondicionamiento del cauce del Mandeo, hasta Betanzos.
Un día después de la primera de las dos romerías, el pasaje acusaba, a golpe de contenedores y papeleras, las inclemencias que los asistentes descargaron sobre él en la tarde del 18. “Vasos y garrafas, bolsas, cajas, cartones...”, apuntan desde la Concejalía de Fiestas y Servicios. Pero también carros de la compra y botellas de vidrio, que, a pesar de la prohibición, acabaron en Os Caneiros.
Además de la recogida de basuras, la Administración explicó que se llevarán a cabo otras labores de adecuación de cara a la segunda de las jiras, la del 25.

Dispositivo para el 25
En este sentido, desde el Gobierno de Betanzos se explicó que aunque se espera un menor número de asistentes, se mantendrá el mismo dispositivo de seguridad, con la participación de un centenar de efectivos de Protección Civil de Abegondo, Bergondo, A Coruña y Betanzos, Policía Local de Betanzos, Cruz Roja de Ferrol, A Coruña y Betanzos, Capitanía Marítima y Guardia Civil.
Además, de la misma manera que en la primera jira, se distribuirán dípticos con las recomendaciones y prohibiciones entre los romeros, tanto en los embarcaderos como en Os Caneiros.
Por otra parte, como cada año, el mismo debate en las calles: ¿se ahoga la tradición en el Mandeo? En este punto, los responsables municipales destacan el papel de “los betanceiros y el grado de concienciación que intentan trasladar para recuperar el respeto y la tradición” de Os Caneiros.

La primera jira deja toneladas de basura y obliga a prolongar varios días la limpieza de Os Caneiros