Siete de cada diez catalanes apoyaría un referendo por un nuevo Estado en Europa

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-11-033-a3d367f5
|

Una encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO) concluye que el 71% de los catalanes apoyaría un referendo para decidir si Cataluña se convierte en nuevo Estado de Europa, tres puntos menos de apoyo que en el anterior estudio de hace un año de este mismo organismo.
Ante la pregunta sobre un referendo para que los catalanes decidan si Cataluña debe ser un nuevo Estado de Europa, el 71% estaría a favor de que se celebrara la consulta (frente al 74% del último barómetro), mientras que el 22,4% estará en contra y un 6,7% no sabe o no contesta.
En rueda de prensa, el director del CEO, Jordi Argelaguet, achacó el descenso en el apoyo al referendo respecto al anterior barómetro del CEO a la “madurez del debate” y de que en estos momentos “hay más información” sobre el proceso, aunque “en términos estadísticos no es una diferencia significativa”.
Para Argelaguet, el planteamiento de la consulta ha “penetrado en sectores diferentes de la sociedad catalana” y entre votantes de partidos que ofrecen diferentes alternativas políticas en el debate soberanista.
Así, en relación a la intención de voto, el 18,2% de los votantes del PPC estarían de acuerdo con el referendo, así como el 54,2% de los del PSC y el 28,3% de los que votan Ciutadans.
El apoyo a la consulta es mucho más amplio entre los votantes de CiU (94,9%), ERC (98,8%), CUP (94,7%) e ICV–EUiA (79,5%).
Por su parte, el Govern calcula que una consulta soberanista costaría cerca de 15 millones de euros, cantidad que se consignará en el proyecto de presupuestos de la Generalitat de 2014 y que servirían para sufragar unas votaciones que se desarrollarían durante una semana de forma electrónica y un fin de semana de forma presencial.
Según fuentes del gobierno catalán, la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, dio órdenes de que todo esté preparado para que, cuando finalmente sea posible, se pueda celebrar una consulta soberanista durante el próximo año.
En este contexto, el departamento de Gobernación que dirige Ortega prevé que la celebración de una consulta en 2014 tenga un coste que sea alrededor de la mitad de lo que cuestan unas elecciones autonómicas (30 millones), una cifra que quedará recogida de forma exacta en el proyecto de presupuestos que estarán listos el día 29.
Además, el conseller de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, precisó ayer que la UE “no se ha pronunciado por escrito en ningún sentido” sobre la posibilidad de que Cataluña o Escocia constituyan estados propios.

Siete de cada diez catalanes apoyaría un referendo por un nuevo Estado en Europa