Reportaje | Cuando la parca y el amor llegan así de esa manera

el ideal gallego-2018-11-14-036-0e0a9058
|

Juan Mariñas es el autor de la comedia “O amor e a Morte”, de Lautana de Teatro, que se estrena el sábado a las 20.30 horas en Palexco, una comedia de otra dimensión que pondrá sobre el escenario al propio Mariñas haciendo del protagonista, acompañado de la parca, que es Tania Villamarín, y del amor, que se llama Carmen Blanco. 

La batuta es Isabel de Toro y entre los cuatro dieron y dan forma a una puesta en escena que transcurre en el salón de una casa, a la que hace toc toc la señora defunción: “El espectador no sabe si es verdad o pasa en la cabeza de Casimiro”. En este sentido, la muerte que se representa es la se siempre, “a de toda a vida” y en torno a ella, se levanta una realidad, que es la que vivimos”, y el más allá con un poco de reflexión porque está bien mezclarlo, “siempre dejo un mensajito para que el público le dé la vuelta de camino a casa”, como un aviso a navegantes. También hay un momento en que la muerte deja ver que el suyo no es un papel fácil, “tiene momentos jodidos y ahí entra el amor”. Enfundado en traje de  corredor, a Casimiro le da un jamacuco, la de negro le dice “chaval es tu día, hay que marcharse”, pero este pobre hombre no conoció el verdadero amor, que aparece para negociarlo y en tono de comedia, le inunda el sentimiento, que no rechaza, pero empalaga. 

Sobre el tapete, prefiere a la de la guadaña porque es viciosa y divertida y además asegura que “eu son máis de sexo que de amor”. Entre los sofás y una mesita se cuela la acción, que deja a Casimiro en mal lugar, exhausto después de hacer deporte por primera vez en 20 años y tomarse unas cervezas donde Rafa. Dice Mariñas que la muerte es despampanante, le gusta beber, las drogas y la noche. Y sobre un estrado que es el actual, aunque con blackberry, la pieza se sirve de lo contemporáneo para reírse, que es de lo que se trata. 

El dramaturgo cuenta que las intérpretes son muy buenas actrices, “escribí el texto pensando en ellas y ellas aportaron mucho”. 


Después de presentarla en el edificio con forma de gaviota, la idea es ir por ahí por fuera. Juan Mariñas tiene en mente salir lejos de España, cruzar el charco como cuando estuvo con su firma editorial en Buenos Aires y Paraguay y comprobó que le dan un valor extraordinario a las letras que son historias. Escritas o contadas. Así que entre sus planes, cuenta con llevar a la muerte de paseo al otro lado del Atlántico.

Reportaje | Cuando la parca y el amor llegan así de esa manera