Las despensas del Banco de Alimentos Rías Altas llegan a la Gran Recogida más vacías que nunca

el ideal gallego-2018-11-27-013-516748ab
|

La crisis no se ha superado ni nada parecido. Al menos no lo ha hecho si se le pregunta a los responsables del Banco de Alimentos Rías Altas (Balrial) que este año llegarán a la Gran Recogida que se celebra este viernes y este sábado con las despensas más vacías que nunca. Así lo reconoció la presidenta de la entidad social, Conchy Rey, que ayer hizo un llamamiento a la sociedad coruñesa para que colabore para mejorar la situación con sus donaciones. 

Si en 2017 la media de beneficiarios del Balrial, a través de las 140 ONG a las que se les reparten productos, fue de 15.000 personas, a estas alturas de 2018 los 16.000 beneficiarios se superan ampliamente. La presidenta del colectivo, Conchy Rey, incidió en la presentación de la nueva edición de la Gran Recogida, en que la lista ha aumentado por el fin de las ayudas para muchos coruñeses y por los trabajos en precario para otros, que tienen que elegir entre pagar la vivienda y las facturas o comer, como ejemplificó. También hay jubilados que solicitan alimentos porque tienen a toda la familia de vuelta en casa y su pensión no alcanza para todo.

Una ayuda con matices
Ante esta lacra social, acompañada de otros voluntarios de la entidad reconoció que este año es “cuando más vacías” están las despensas de cara a la Gran Recogida. Si bien es cierto que siguen recibiendo donaciones del Fondo Europeo, aclaró que no todas las entidades pueden beneficiarse de la distribución de estos productos porque Europa pide muchos requisitos. Además, sí se suman colectivos que el resto del año no trabajan de forma constante con el Banco como pueden ser algunos ayuntamientos. 

Los productos más necesarios son la leche, las conservas de pescado, la sal, el cacao o las galletas, entre otros 


Por ello todos solicitaron a los coruñeses que se vuelquen en la donación de productos tanto en 77 supermercados –de todas las cadenas– de A Coruña y su área metropolitana en los que habrá voluntarios este fin de semana, como en los de Ferrol y Santiago (donde hay falta de mano de obra para ayudar). Rey también pidió que la Diputación colabore con la entidad benéfica, ya que solo la Xunta y el Ayuntamiento les han apoyado este año. 

En cualquier caso, ahora lo importante es conseguir varias toneladas de alimentos porque son las que surten de manera más amplia los almacenes de A Grela y San José, algo que se va compensando con las operaciones kilo a lo largo de cada ejercicio. Para ahora necesitan “leche, conservas de pescado, azúcar, cacao, harina, café, sal, alubias, galletas o salsa de tomate”, por ejemplo.

Las despensas del Banco de Alimentos Rías Altas llegan a la Gran Recogida más vacías que nunca