Rehacer la fortaleza

Foto de Plantilla del Depor en el partido contra el Numancia. Archivo
|

El Deportivo pretende que su estadio de Riazor vuelva a convertirse en un fortín esta noche ante un histórico en horas muy bajas como el Zaragoza, que se encuentra instalado en puestos de descenso.
El borrón de la semana pasada frente al Numancia (2-2) debe quedar en anécdota para una afición que en la presente temporada aún no ha visto caer a su club como local, habida cuenta de que la escuadra de Natxo González solo ha cedido dos igualadas en ocho apariciones en Marineda.
Para ello, el míster vitoriano ha venido insistiendo a lo largo de la semana en la necesidad de evitar las desconexiones; con esa mentalidad el equipo herculino presentará sobre el papel pocas modificaciones respecto al once de la pasada jornada para volver a encaramarse a los puestos de privilegio —depende de un nuevo revés del Alcorcón para llegar al ascenso directo—.
El cuadro blanquiazul formará con Dani Giménez bajo palos, con sus dos ‘torres’ en el eje central: Domingos Duarte y Pablo Marí. 
Ambos estarán flanqueados por David Simón —ausente en las dos últimas jornadas— o Bóveda en el costado derecho y Diego Caballo en el izquierdo —Saúl está sancionado—.
Pedro Mosquera será el ancla del rombo en la medular, con Edu Expósito o Didier Moreno ligeramente escorado a la derecha y Vicente hilvanando su seda desde la siniestra.
La mediapunta será ocupada una vez más por Carles Gil, aunque Fede Cartabia podría disponer de minutos también si finalmente pasa el corte y se cuela en la convocatoria que esta mañana confeccionará el míster.
En punta de lanza repetirá el tándem Quique González-Borja Valle; el primero de ellos sigue ostentando el honor de ser el máximo artillero de la escuadra herculina, con 9 dianas, pero no ve puerta desde la jornada 13ª ante el Oviedo, mientras que el segundo ya logró resarcirse de sus cuatro partidos de sanción elevando el segundo al marcador frente al Numancia el pasado fin de semana.
A falta de confirmación oficial, en el banquillo de la suplencia aguardarán su oportunidad futbolistas capaces de desequilibrar desde la suplencia; Christian Santos, Cartabia, Pedro Sánchez o Krohn-Dehli podrían actuar de revulsivos con el partido ya iniciado.
Para una escuadra que hasta el momento se ha mostrado un tanto timorata en el torneo de la regularidad amarrar en casa debe ser una prioridad absoluta; no en vano, el próximo sábado 22 el club de la Plaza de Pontevedra disputará su último envite antes del parón navideño en el Ramón de Carranza ante un Cádiz crecido en los últimos meses a pesar de su derrota en Málaga.
Enfrente, el Depor se topará hoy con un Zaragoza que atesora nueve títulos oficiales en sus vitrinas (sobre el césped de Riazor habrá 15 de inicio) pero que se halla atravesando una época de fuerte zozobra.
Los de Lucas Alcaraz —podría estar en el alambre en caso de derrota— solo han vencido tres veces este curso en Liga (dos de los últimos catorce duelos), insuficientes para salir de la zona roja.
El míster granadino arrastra cinco bajas importantes como las de Toquero, Grippo, Eguaras, Papunashvili y la última e inesperada de Álex Muñoz. l

Rehacer la fortaleza