La vicevaledora do Pobo cree que la institución “no debería salir perjudicada” tras su crisis

|

La nueva vicevaledora do Pobo, Maria Xosé Porteiro, lamentó ayer la “crisis de representación” que sufrió el Valedor do Pobo, después de la situación que se produjo y que llevó a Milagros Otero a abandonar la institución, aunque subrayó que este ente “no debería salir perjudicado”.


Así, Porteiro destacó que a pesar de las circunstancias, “en ningún momento se dejó de trabajar” en el Valedor do Pobo, por lo que las quejas de los ciudadanos “se siguieron resolviendo”.


“Evidentemente la valedoría viene de pasar una crisis. Lo cierto es que no llegó a haber un vacío de poder en todo este tiempo. Tal vez se debía haber resuelto antes”, indicó en una entrevista en Radio Nacional de España, donde dijo que “las personas pueden cometer errores” por lo que “hay que ser responsables con eso”.


Para ella, el Valedor do Pobo “no tiene por qué sentirse y no debería salir perjudicado de ese proceso”, más allá de “saber que cuando hay un problema hay que resolverlo”. “La institución en sí misma sigue funcionando, no tengo la impresión de que en los 27 años (desde su creación) pasasen cosas que deslegitimasen su funcionalidad y función y la necesidad de su existencia”,dijo

De esta manera, abogó por “dar a conocer” la valedoría para “fortalecer” la institución y así que “cada vez más personas se sientan apoyadas, protegidas y respaldadas por el trabajo que allí se puede hacer”, ya que se trata de un alto comisionado “que está por encima de la política partidaria”, por lo que “no se puede ser militante” de ningún partido para estar ahí.
“Yo no estoy en este momento militando en ningún partido político, a pesar de que he tenido una trayectoria política de la que no solo no me arrepiento, sino que no estuvo nada mal”, subrayó.

En este sentido, y preguntada sobre si teme ser juzgada por su anterior trayectoria, la adjunta de la valedora do Pobo aseguró estar “muy orgullosa” de los puestos que ostentó a lo largo de su vida. “Pienso que hay personas que mantuvieron, con todo su derecho, una opinión crítica con esta elección. Ojalá le demos motivos para que cambien su forma de verlo”, apostilló.

La vicevaledora do Pobo cree que la institución “no debería salir perjudicada” tras su crisis