La lluvia de los primeros días de noviembre mitiga la sequía que dejó octubre

Los abundantes chubascos están marcando el inicio de noviembre | quintana
|

Todavía falta mucha agua para poder terminar con la sequía que sufre A Coruña. Sin embargo, los cuatro días que van de este mes de noviembre están, al menos, mitigando la falta de lluvia de octubre. Así, según los datos de MeteoGalicia procedentes de las tres estaciones meteorológicas de la ciudad, en lo que va de mes ya ha habido el doble de precipitaciones que en los 31 días de octubre.
Y es que la pasada mensualidad quedará en los anales como una de las más cálidas y secas de la historia, dejando también imágenes casi nunca vistas en embalses como el de Cecebre y llamamientos a la contención en el gasto del agua.
El dato más contundente al respecto llega de la estación que MeteoGalicia tiene en el dique de abrigo. Allí, durante octubre tan solo se recogieron 14,4 litros de lluvia por metro cuadrado en las escasas seis jornadas en las que cayó agua del cielo. Representa este dato la mitad de las precipitaciones que se llevan recogidas en el mismo lugar desde el 1 de noviembre hasta ayer –a las 21.00 horas–, una cifra que se sitúa en los 29,8 litros. Se repite la situación en la estación de Bens, donde en octubre solo se llenó espacio para 14,8 litros (muy repartidos en las escasas nueve jornadas en las que llovió), mientras que en lo que va de noviembre ya va la cifra por los 24,9 litros. La Torre de Hércules, por su parte, puede “presumir” de ser el lugar más lluvioso de A Coruña en octubre, ya que se recogieron 18,6 litros por metro cuadrado en los únicos cinco días en los que llovió. En noviembre la cifra ya supera los 30,7.
Y a la falta de lluvia se le une el calor. En un octubre histórico, según los datos de 4gotas, la ciudad rozó la temperatura máxima de todos los octubres, con los 31 grados del día 15 –coincidiendo con la ola de incendios en Galicia–, frente a los 31,5 de 2011.

La lluvia de los primeros días de noviembre mitiga la sequía que dejó octubre