La infanta siempre actuó por “fe y amor a su marido”, según su abogado

GRA156. MADRID, 10/01/2014.- El abogado de la infanta Cristina, Miquel Roca, a su salida de su despacho en Madrid. Roca, ha asegurado que aún no ha redactado el recurso contra la imputación en el caso Nóos de su defendida y ha recalca

La infanta Cristina “confía, ha confiado y seguirá confiando contra viento y marea” en su esposo, Iñaki Urdangarin, y siempre ha actuado motivada por “su fe en el matrimonio y amor a su marido”, indicó ayer su abogado Jesús Silva.
En declaraciones a los medios de comunicación en la puerta del despacho Roca Junyent, que lleva la defensa de la hija del Rey, Silva argumentó que “amor, matrimonio y desconfianza son absolutamente incompatibles”, por lo que Cristina de Borbón hizo lo que hacen muchas mujeres y hombres, que confían en sus parejas para gestionar los temas económicos o a la hora de firmar documentos.
“La infanta está enamorada de su marido –subrayó–, y cuando una persona está enamorada de otra, confía, ha confiado y seguirá confiando contra viento y marea en esa persona”.
El legislador, a juicio de Silva, “no puede pretender que se diga: mujeres, cuando vuestros maridos os den algo a firmar, primero llamad a un notario y tres abogados antes de firmar, o viceversa, maridos: cuando vuestras mujeres os presenten algo, desconfiad y esperad a firmar”, continuó.
El propio letrado se puso a él mismo como ejemplo de la situación vivida por la infanta y aseguró que, a pesar de ser catedrático en Derecho Penal, “los temas económicos los lleva mi mujer. Yo nunca le digo a mi mujer antes de firmar, oye, espérate que voy consultar. Firmo y ya está”.
“Confianza y matrimonio son absolutamente inescindibles”, y así es “normalmente” y también lo fue en el caso de la hija del Rey, ha indicado Silva.
Los abogados de la infanta no aclararon ayer si finalmente recurrirán la imputación decidida por el juez Castro, al término de la jornada que pasaron en Madrid doña Cristina y el jefe del equipo jurídico que lleva su defensa, Miquel Roca, tras reunirse ayer en Barcelona.
Doña Cristina viajó el jueves de Barcelona a Madrid, donde se pudo ver ayer a Roca, si bien la Casa del Rey no confirmó si la infanta participó en algún tipo de reunión en la Zarzuela y tampoco su presencia en Madrid, porque esta institución no informa sobre desplazamientos o actividades de carácter privado.
Las especulaciones sobre la posibilidad de que Roca acudiera a la Zarzuela para una reunión junto a la infanta fueron acogidas también con absoluto mutismo por la Casa del Rey.

estrategia
A la puerta de su despacho madrileño, Miquel Roca aseguró, a preguntas de los periodistas, que aún no redactó el recurso contra la imputación de la infanta e insistió en que no desvelará su estrategia: “El secreto profesional es una exigencia básica que voy a respetar”, recalcó.
El letrado se reunió el jueves en Barcelona con doña Cristina, un encuentro al que siguió otro con el abogado de Urdangarin, aunque Roca preferió no confirmar ni “desconfirmar” esta segunda reunión y, sobre si mantendrá nuevos contactos con el defensor del esposo de la infanta, se limitó a responder: “Al duque de Palma lo defiende su abogado”.

La infanta siempre actuó por “fe y amor a su marido”, según su abogado

Te puede interesar