El Sergas abonará 25.000 euros por un error de diagnóstico en el Chuac

14 diciembre 2013 A Coruña.- La reordenación del tráfico en los alrededores obras de ampliación del Complejo Hospitalario Universitario provocó colapsos puntuales, según fuentes de la Policía Local

Por la “pérdida de oportunidad” que supuso la no detección ni tratamiento del tumor que en marzo de 2008 causó la muerte de un octogenario paciente del Complejo Hospitalario Universitario considera el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que la familia debe ser compensada por la administración sanitaria. La sala de lo contencioso acaba de dictar sentencia por la que confirma el derecho de los parientes a recibir 25.000 euros de indemnización por los daños derivados de una asistencia sanitaria deficiente del Servicio Galego de Saúde.
Con esta resolución, los magistrados desoyen la petición de los descendientes del fallecido que apelaron para reclamar una compensación de hasta 300.000 euros por el deceso, y confirma un fallo anterior que anulaba la resolución por la que la Consellería de Sanidade negó cualquier tipo de responsabilidad del Sergas en el caso.
La familia pedía un considerable incremento de la cuantía de la compensación al considerar que fue una negligencia lo que determinó la muerte del enfermo. Como se lee en el dictamen,  hombre había sido diagnosticado seis años antes d un tumor de próstata y había sido sometido a tratamiento de radioterapia, que le provocó que en los años siguientes presentara sangre en la orina. Esas hematurias reaparecieron, según queda recogido en la sentencia, a finales de 2007 , pero fueron valoradas por el personal médico como “cistitis actínica”. No desaparecieron hasta que el enfermo fue sometido a una extirpación del riñón.
El dictamen se remite al informe del jefe de Urología del Chuac, que señalaba que debieron realizarse “más pruebas diagnósticas para descartar la lesión en el riñón”. “Estamos ante una pérdida de oportunidad, pérdida de curación que el paciente sufrió a consecuencia de un diagnóstico tardío”, rezaba.
En este sentido, y aun admitiendo como cierto que la sangre en la orina que se detectó en el paciente podía explicarse por la radioterapia recibida, el especialista entendía que “los ciudadanos deben ser tratados diligentemente con aplicación de los instrumentos que se pueden poner a disposición de los sanitarios”.

El Sergas abonará 25.000 euros por un error de diagnóstico en el Chuac

Te puede interesar