Barcón cree injustificado gastar 14 millones en un túnel en O Parrote

|

El proyecto para construir un túnel y un aparcamiento subterráneo en los terrenos portuarios de O Parrote sigue su curso, si bien los grupos de la oposición vuelven a mostrar su descontento tras haber salido a información pública. El grupo municipal socialista, que ayer anunció que presentará diversas alegaciones al documento, acusó al alcalde, Carlos Negreira, de creer que la única prioridad de la ciudad es la construcción de un túnel a pesar de los recortes. Para los socialistas la inversión de 14 millones de euros para esa obra no está justificada, si bien fuentes municipales resaltan que el “agujero negro” lo creó el bipartito.

La portavoz del PSOE, Mar Barcón, afirmó ayer que el proyecto del túnel y el aparcamiento de O Parrote esconden una “de las operaciones más escandalosas de la ciudad” porque solo “beneficia a unos pocos” y no al conjunto de la ciudadanía. La socialista tachó de auténtica “operación dedazo” la obra que se ha adjudicado la constructora Copasa porque “no había manera de que otra empresa se hiciera con la concesión”.

El Ayuntamiento acusa a la socialista de ser la causante de ese “agujero negro” en terrenos portuarios

Dentro de la cartera de críticas del grupo municipal, lo que más preocupa es que en plena crisis el Ayuntamiento tome como prioridad la inversión de 14 millones de euros de los coruñeses “en un vial subterráneo” que ni tan siquiera estaba contemplado en el proyecto inicial para los terrenos.

“Es decir, la mayor inversión para este y los próximos años en la ciudad va a ser para que esa empresa construya el túnel que, a nuestro juicio, no es prioritaria ni es necesaria”, lamentó Barcón. Para justificar su opinión, la portavoz recordó que ese gasto coincide con un momento de recortes y de “grave dificultad para muchas familias coruñesas”.

 

Explicar al ciudadano > Así, invitó al alcalde, Carlos Negreira, a que explique a las personas necesitadas “por qué su prioridad es gastar 14 millones en un túnel y al mismo tiempo sube el bus, cobra la ayuda a domicilio, recorta el talón restaurante, reduce a la mitad la inversión en promoción de empleo, y se suben los impuestos, las tasas universitarias...”.

A la vista de los cambios sociales, insistieron en que se trata de una inversión “disparatada” y aseguraron que el expediente, que actualmente se encuentra en fase de información pública, es “opaco y no cuenta nada”. La previsión es que presenten “entre seis y siete alegaciones” al texto. De hecho, Barcón volvió a recalcar –como ya lo habían dicho los distintos grupos de la oposición a lo largo de todo el proceso– que “se va a adjudicar una obra sin proyecto de obras ni de urbanización y basándose exclusivamente en un proyecto básico y, por lo tanto, incumpliendo la normativa”.

En todo caso, subrayan que “el aparcamiento es completamente viable sin el túnel” y que esa infraestructura debería quedar aparcada, si bien piden a Negreira que explique “qué motivos de tráfico” le empujan a seguir adelante con la inversión.

 

Resolver un problema > Ante los ataques, fuentes municipales respondieron a Barcón, a la que acusaron de intentar “entorpecer sin éxito” el proyecto y de ser la causante “de este agujero negro, ya que concedió la licencia del párking en enero de 2007 sin contar con el informe previo de la Dirección Xeral de Patrimonio”.

“El proyecto se ha desbloqueado porque por primera vez ha existido un diálogo fluido, fruto del espíritu de colaboración que impera desde el primer día en el equipo de Negreira con el resto de administraciones con el único objetivo de defender los intereses de los ciudadanos”.

Con este argumento, exigieron al PSOE “que deje de generar falsas alarmas” porque lo único que hay de real en el plan para O Parrote es “resolver un proyecto que permanecía bloqueado por la nefasta gestión del bipartito”. Además, afirmaron que las infraestructuras previstas “cumplen las directrices básicas”.

Barcón cree injustificado gastar 14 millones en un túnel en O Parrote