La diputada díscola de Ourense solicita a AGE adscribirse a su grupo parlamentario

Iglesias recorre los pasillos del Parlamento efe
|

Carmen Iglesias, que había concurrido como número dos de AGE por Ourense al Parlamento, aseguró ayer al comenzar a tramitar su acta de diputada en la Cámara gallega, que se sigue sintiendo “la roja de siempre” y que pedirá su adscripción al grupo parlamentario de la coalición de Anova e Izquierda Unida.
Carmen Iglesias accederá al escaño en contra del criterio de su formación, Esquerda Unida, que, para el equilibrio de fuerzas en la coalición con Anova pretendía que dejase correr la lista una vez que el diputado David Fernández Calviño, militante de esta última formación, dejó el escaño para dedicarse a la investigación en Dinamarca.

Expediente abierto
Tras semanas de encontronazos con la organización a la que de momento sigue perteneciendo y que le ha abierto expediente, Iglesias acudió ayer  al Parlamento a formalizar su escaño. En declaraciones a los periodistas, señaló que su entrada en la Cámara ha sido “muy satisfactoria”, al haber recibido un buen trato de los funcionarios, quienes le han explicado qué tiene que hacer. Así, indicó que “sigo con fuerzas y cada vez tengo más”.
Iglesias subrayó que todavía desconoce cuál será su situación en el Parlamento aunque “sigo siendo la roja de siempre y voy a solicitar adscribirme al grupo del que defendí el programa, AGE”, aseguró.

A espensas de AGE
En todo caso, Carmen Iglesias  indicó que no depende de ella, y que “tienen que ser ellos los que me acepten, porque voy a defender el programa que defienden ellos y que defendí cuando hice la campaña y el que pienso que es el mejor programa político”, recordó la futura diputada.
Iglesias subrayó que ni se acuerda de cuándo habló por última vez con miembros del grupo parlamentario y también dijo no querer hablar de la viceportavoz y líder de IU, Yolanda Díaz.
En todo caso, sí reiteró que no dejará de ser diputada autonómica aunque tenga que ingresar en el grupo mixto.
Sobre cómo se organizará, manifestó que lo hará “día a día” y poco a poco irá adaptándose a la actividad política parlamentaria, porque “yo vengo de la calle total, nunca pisé” este Parlamento, solo en una ocasión en una protesta feminista, según recordó Iglesias.
“Lo voy a tomar con calma”, aseveró, ya que en sus anhelos está hacer un buen papel en Parlamento. “Quiero hacerlo bien, si puedo”, concluyó Iglesias.

La diputada díscola de Ourense solicita a AGE adscribirse a su grupo parlamentario