La Sareb gestiona en la ciudad bienes por valor de más de diez millones de euros

|

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, más conocida como Sareb o “banco malo”, controla cada vez más propiedades en A Coruña. Pese a que con la liquidación de muchos activos inmobiliarios durante la crisis y la reactivación del sector promotor en el último año se esperaba que la actividad de este organismo fuera a menos, lo cierto es que no ha parado de incorporar bienes a su cartera en el municipio. Según datos de este mismo fin de semana, la entidad comercializa a través de distintas inmobiliarias vinculadas al sector bancario inmuebles cuyo coste total supera los diez millones de euros, aunque no de todos se detalla el valor estipulado actualmente.
En mayo del año pasado formaban parte del stock de la Sareb en la localidad 24 garajes y trasteros, nueve pisos y unas cinco parcelas. Algo más de un año después ese listado no ha hecho más que crecer y, en consecuencia, la sociedad tiene responsabilidad sobre mucho más dinero hasta llegar a cifras que se sitúan alrededor de los diez millones.
Si bien es cierto que se ha conseguido cerrar operaciones con apartamentos en lugares como Adelaida Muro o de algún terreno, lo cierto es que ha habido diversas incorporaciones en casi todos los apartados entre los que distingue el “banco malo”.
De los 38 bienes de 2017 se ha pasado a los 95, dando como resultado que el ratio de evolución alcance una subida del 150%. Del cómputo global 13 son apartamentos ubicados en promociones de nueva construcción –sin estrenar, pero terminados antes o durante la crisis económica– en las calles de Antonio Ríos (tres casas con precios a partir de los 121.600 euros) y Maravillas, con una decena de ofertas cuyos costes parten de los 104.000 euros. La distribución predominante es de una o dos habitaciones y similar número de cuartos de baño. En total, el capítulo de hogares sumaría un montante total de 1.597.000 euros.

Garajes, locales y terrenos
Muchos de los garajes que se vendían el año pasado se mantienen sin nuevos dueños y otros se han sumado a ese registro. Así, actualmente se publicitan a través de la página web y entidades colaboradoras una plaza en la calle de Castiñeiras por más de 24.000 euros, 13 en el Urbanización Trébole con tarifas muy dispares a pesar de ser una construcción relativamente antigua y otras 15 en la ronda de Monte Alto.
A estas hay que añadir dos en Antonio Ríos, once en Luis Peña Novo y 27 en la avenida de Monelos, en un edificio cuyas viviendas fueron despachadas a precios muy ventajosos (hubo una gran respuesta de compradores) por el banco que era propietario antes de que tuviesen que ser traspasadas a la Sareb.
Si bien es cierto que la ciudad vive un momento en el que abren muchos negocios, también siguen cerrando y hay espacios que llevan muchos años sin inquilinos. Por ello, en Juana de Vega se ofrece una oficina por un importe superior a los 420.000 euros y hay hasta cinco locales comerciales en distintos puntos del callejero esperando un comprador.
Estos bajos para montar un negocio tienen precios que oscilan entre los 92.000 euros en la calle de Manuel Azaña, en Los Rosales, hasta los 230.000 euros en la avenida de la Habana, muy cerca del estadio de Riazor.
En total estos espacios suman casi 700.000 euros de precio de salida pese a no tener excesivo movimiento. Mención aparte merecen los solares, dado que hay siete pero de dos ni siquiera se aclara el precio total. Así se oferta una finca en pleno Parque Ofimático por casi cuatro millones de euros y, curiosamente, a pesar del boom que está teniendo el entorno de Someso para las promociones inmobiliarias se busca interesado en una parcela de algo más de 1.500.000 euros.
Incluso hay un edificio apuntalado en Monte Alto. Por tanto, al sumar los precios todos los activos el cómputo total se sitúa en los 9.639.386 euros, que se superarían con creces a falta de dos datos probablemente elevados. l

La Sareb gestiona en la ciudad bienes por valor de más de diez millones de euros