El nuevo muelle espera dos mercantes esta semana

|

Al tiempo que el puerto de punta Langosteira espera a que sus accesos estén concluidos, empieza a funcionar de forma más o menos periódica con ciertos tráficos. A lo largo de estos días recibirá dos barcos para recoger otro lote de pontones, el último de este primer encargo de Horta Coslada, que ya prevé exportar más desde el nuevo muelle, y otro cargamento de clínker que mueve la empresa Cementos Cosmos.

En concreto, ayer se esperaba la llegada del “BBC Quebec”, pero el mal tiempo le hizo permanecer fondeado en la ría de Ares y se descarta que pueda atracar en Langosteira hasta hoy. Está previsto que deje el puerto el miércoles tras embarcar otras seis estructuras metálicas para Senegal.

El buque encargado de llevarse otras 50.000 toneladas de este granel a Brasil es el “Santa Elena”, que atracará mañana si la meteorología no varía las previsiones. La salida, inicialmente, está marcada para el viernes.

Ambas operaciones las desarrolla la estibadora Pérez y Torres, que en el último embarque desde Langosteira utilizó por primera vez grúas terrestres para cargar los grandes pontones sobre el mercante que los transportaría a África. Se trataba de grúas móviles puesto que el muelle carece todavía de estas infraestructuras. Y es que este es uno de sus problemas, la falta de equipamientos, y prueba de ello es que el clínker tuvo que ser cubierto estos días con una lona para evitar que las lluvias lo dañasen. n c.r.

El nuevo muelle espera dos mercantes esta semana