La Universidad facilita el acceso a la educación a las personas invidentes

|

redacción > a coruña
 La Universidad presentó ayer un convenio firmado con la Fundación ONCE para la creación de una oficina de atención a estudiantes y titulados con discapacidad visual. Esta nueva entidad, la OAM, atenderá a cerca de ciento cincuenta invidentes que en la actualidad cursan estudios en el campus coruñés.
La iniciativa es la primera que se pone en marcha en España de este tipo y nace con la intención de dar un apoyo personalizado a aquellos matriculados que lo precisen.
El rector, José María Barja, destacó durante la presentación que se trata de un proyecto “pionero”, con el que la universidad herculina pretende prestar una atención personalizada para mejorar la orientación en el acceso a la universidad y, al mismo tiempo, “disminuir” el abandono de los estudios superiores por parte de las personas discapacitadas. Aquellos que sufren una minusvalía, resulta difícil en ocasiones contar con la accesibilidad adecuada para estudiar una carrera.
Por ese motivo, según apuntaron ayer en la rueda de prensa ofrecida en A Maestranza, es más difícil para el colectivo cumplir con sus expectativas a nivel académico y laboral de lo que resulta para quien no tiene dificultades añadidas

Dificultades > También compareció en el encuentro el director general de la Fundación ONCE, Luis Crespo, quien, en la misma línea que sus compañeros de mesa, hizo hincapié durante su discurso en que la intención de esta nueva oficina es “normalizar lo normal”,  y dotar a quien convive con una discapacidad de “las mismas oportunidades” que el resto de la gente.
Además, según Crespo, solo de esta manera, se podrán mejorar los índices de personas con discapacidad que cuentan con estudios universitarios, una cifra que, en su opinión son demasiado bajos. Los números que facilitó rondan el 5,4%, por el 18 % del resto de las personas. Asegura que Las barreras físicas y el acceso a las nuevas tecnologías son sus principales obstáculos.
Para facilitar esta situación, la nueva oficina contará con tres canales de comunicación principales,  una página web –www.portalento.es/oam–, un canal telefónico y una oficina presencial que estará situada en el campus de Elviña.  
De esta forma se adopta una medida que, según la vicerrectora de Calidad, Elena Sierra, está destinada a “lograr la excelencia en la calidad”. La docente asegura asimismo que la importancia de esta apertura estriba en que con ella se permitirá  mejorar la accesibilidad a los estudios universitarios de una parte importante de la población.

La Universidad facilita el acceso a la educación a las personas invidentes