Gasolina para el sprint final

La plantilla blanquiazul realiza un ejercicio de carrera continua como calentamiento en uno de sus últimos entrenamientos en Abegondo | rcd
|

El RC Deportivo afronta una fase crucial de la competición en la que se jugará el todo por el todo en un período exprés de poco más de un mes.

Un lapso temporal en el que tendrá que disputar once partidos para garantizar su permanencia otra temporada más en Segunda División y evitar a toda costa el descenso a la categoría de bronce; los primeros cuatro compromisos, a partir del domingo, se jugarán en solo diez días.

A ritmo de playoff de la NBA, el cuadro dirigido por Fernando Vázquez tendrá que optimizar sus fuerzas, dosificando la energía de su plantilla, para evitar lesiones y obtener el máximo rendimiento de un grupo humano inmerso de lleno en el cortoplacismo.

El míster de Castrofeito, que podrá efectuar hasta cinco cambios por partido y que podrá convocar a 23 futbolistas en cada cita, posee en su vestuario a numerosos hombres que encaran la recta final de la Liga todavía con gasolina de sobra en su depósito.

Jugadores que por uno y otro motivo no han sobrepasado los 20 encuentros (de los 31 ya transcurridos) y que podrían aportar ese plus de savia nueva necesario para marcar la diferencia.

Por delante del infatigable Dani Giménez, que a lo largo del año actuó con molestias de pubis, tres hombres están llamados a ser importantes desde el domingo: Mujaid, David Simón y Salva Ruiz.

El primero de ellos está siendo la gran revelación de la temporada; aunque no comenzó siendo titular ni mucho menos, su buen hacer lo catapultó desde el filial y hasta el parón gozó de presencia en 17 partidos, con 1.457 minutos; sus 20 años y un privilegiado físico son todo un aval. Por su parte, el canario Simón, que fue intervenido de pubis esta campaña, solo firmó tres apariciones ligueras esta temporada, por lo que se aguarda mucho de él en un carril diestro donde apretará a Bóveda. Por último, el lateral izquierdo Salva Ruiz ansía dejar atrás sus lesiones para proseguir con su progresión. Ha rubricado 18 envites ligueros, con 1.482 minutos y un gol.

En el eje de la medular el japonés Gaku, Vicente Gómez y el nigeriano Uche Agbo tienen mucho que decir todavía en la presente Liga; el ‘22’, con 18 partidos y 1.397 minutos, desea justificar su fichaje y ser importante en un equipo donde apenas ha dejado pinceladas de su calidad.

Vicente debe ponerse las pilas para poner su indiscutible calidad al servicio del bloque.

Uche Agbo, por su parte, ha aprovechado los entrenamientos tras el parón para ponerse al nivel de sus compañeros (llegó en enero en clara desventaja) y comenzará a engordar unas estadísticas hasta el momento un tanto escuálidas, con apenas 3 partidos jugados (151 minutos).

Gasolina para el sprint final