Cuando todos tocan el mismo acorde

Copia de El Ideal Gallego-2015-05-22-014-782a8570
|

La diversidad cultural sonó ayer a zanfona y a acordeón. Se calzó la voz de Xabier Díaz, que se fundió con los integrantes del grupo Devir, de la Fundación Igualarte, y se mezcló con la tradición en una puesta común en Afundación para celebrar que sí se puede. Desde las butacas, los espectadores comprobaron in situ que la integración es posible en un directo, con el que la entidad conmemoró el día mundial, declarado por Unesco, y que se englobó como parte del ciclo Di-versión-arte.
La idea del apartado pasó por proporcionar espacios a nuevas formas de expresión artística y de creación cultural. O lo que es lo mismo, abrir otras ventanas desde la perspectiva de la diversidad. En este sentido, Xabier Díaz explicó antes del directo que “cuando acabamos los primeros ensayos, reflexioné sobre lo que vivimos” para darse cuenta de lo separados que estaban ambos mundos. La música fue, para el profesional, un punto de encuentro “sin fronteras” y la demostración de que “cualquier persona puede participar en cualquier actividad artística y que las únicas barreras que existen son las sociales”. Media hora antes de escuchar los primeros acordes, Afundación hizo entrega de los premios de fotografía Di-versión-arte a los tres mejores trabajos salidos de los talleres impartidos por NWN Photo, que se celebraron en Santiago, Ourense, Lugo y Vigo.
La iniciativa se dirigió a personas con diversidad funcional con ganas de expresarse a golpe de clics, pero también a cualquiera con interés por adquirir conocimientos sobre el uso de las artes como herramientas de inclusión social. Las clases contaron con 60 participantes y el resultado se puede ver en la sede de Los Cantones hasta mañana. Para Vicente Fernández, que participó en uno de ellos, “fue una oportunidad de conocer gente, vi lugares que no habría visto”.
La fotografía le abrió caminos, “otros mundos y sociedades, que me han hecho despertar”. Por su parte, el monitor Felipe Alonso habló de las artes como un medio para quitar el piloto automático, capaces de hacer que “seas protagonista de tu vida”.
Con la conmemoración del Día Mundial de la Diversidad Cultural, Afundación quiso reivindicar el pluralismo, contribuyendo a mejorar la convivencia y a favorecer la integración.
Con el laboratorio de propuestas culturales, también puso en valor un patrimonio inmaterial como es la música tradicional gallega como motor de cohesión social. n

Cuando todos tocan el mismo acorde